Afirman que la obra lleva 10 días parada

MALESTAR DE VECINOS DEL BUTALO

La Comisión Especial de Seguimiento de la obra de agua y cloacas en el barrio Butaló se reunió ayer con la participación de miembros de la comisión vecinal. Allí se reveló un dato preocupante: desde el 8 de junio la empresa que tiene a cargo las obras no está desarrollando ningún trabajo, situación por la cual los vecinos se mostraron indignados. Consideraron que existe una virtual paralización de la obra.
Durante la reunión estuvieron los concejales Miguel Bravo, Marcos Cuelle, Claudia Giorgis, el director de Asuntos Vecinales, Francisco Romano, y el viceintendente Jorge Domínguez, además de asesores de otros concejales y concejales.
Los propios vecinos manifestaron su malestar por la inactividad. Además del hartazgo de los vecinos, trasmitieron que los comerciantes de la zona se han visto severamente perjudicados en sus ventas ya que no está habilitado el tránsito por el lugar. Walter Bernal, presidente de la CV, afirmó que la respuesta que obtuvieron a sus preguntas fue que no se trabajaba porque la calle Macachín “está desagotando en carga”. El dirigente vecinalista dijo que esa afirmación le parecía “un despropósito” porque precisamente para eso se encomendó la realización de la obra.
Otro aspecto que los vecinos manifestaron a la comisión fue su sorpresa por el importante caudal de agua transparente y con presión que fluye en un caño de cloaca que viene por la calle Santiago Alvarez a la calle Macachín. Los vecinos sospechan que hay un caño roto que ingresa por algún lugar a la cloaca y que, de manera subterránea, está vertiendo sus líquidos. A raíz de ello, el concejal Bravo solicitó un informe escrito al Ejecutivo local sobre si se están volcando líquidos de depresión de napas a la cloaca.

Pozos.
Los dirigentes vecinales reclamaron también que se les informara que pasó con algunos pozos, uno de ellos frente al almacén “Lo de Marisa”, que estaban llenos de agua y luego fueron tapados sin que se informara si se había solucionado la pérdida que tenían. Por esa situación también se decidió elevar un pedido de informes a la Secretaría de Obras Públicas.
Bernal consultó también en qué instancia administrativa se encuentra la adjudicación de la segunda etapa de la obra en el Butaló y cuándo comenzará a ejecutarse. Luego trasmitió las quejas reiteradas de los vecinos de la calle Macachín por donde ya ha pasado la nueva obra dando cuenta del mal funcionamiento de sus cloacas.
La comisión se comprometió a reiterar la solicitud a los funcionarios responsables para que haya una inmediata respuesta a los vecinos.