Inicio La Pampa Agresor y médico quedaron imputados

Agresor y médico quedaron imputados

ELEVARON ACUSACION POR LA MUERTE DE MARTINEZ

(General Pico) – Guillermo Komarofky, de la Fiscalía Temática de Delitos contra las personas de la Segunda Circunscripción Judicial de La Pampa, elevó la acusación en el marco de la investigación de la muerte del músico piquense Eduardo Martínez, acaecida hace un año y medio. En la causa quedó imputado el joven que lo hirió con un cuchillo, durante la mañana del 23 de julio de 2018, y un médico que lo atendió en la Guardia del Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad. Durante los últimos meses se dictó el sobreseimiento de otras dos profesionales de la salud, a quienes se les había formalizado la Investigación Fiscal Preparatoria.
El funcionario judicial durante las últimas semanas elevó la acusación en la causa en la que se investiga la muerte de Martínez. Por un lado, Federico Nicolás Inchaurrondo, el hombre que permanece detenido desde días después del ataque, quedó imputado del cargo de Homicidio en grado de tentativa. Además quedó imputado el médico Lucas Vergara, por la figura de Homicidio Culposo. En tanto, se dictó el sobreseimiento a las médicas Luciana Libois y Silvia Pastrana.
Inchaurrondo está acusado de haber atacado a Martínez con un cuchillo durante la mañana del sábado 23 de julio en el Barrio Alborada. En el caso de Vergara, se le atribuye no haber tomado los recaudos necesarios en la atención del herido. El damnificado, tras haber sido dado de alta a las pocas horas de su ingreso, falleció días más tarde luego que las heridas internas le produjeran una falla multiorgánica.
En caso que prospere la acusación, el proceso judicial seguirá su curso. Luego se dictará el auto de apertura, se programará la fecha del debate, se sortearán los jueces y se hará la Audiencia de ofrecimiento de pruebas.

Homicidio.
Cuatro días después del ataque (una vez producido el deceso del hombre) la causa cambio su rumbo luego que el informe forense confirmara la gravedad de las lesiones. Esto provocó un cambio de carátula en la causa contra Inchaurrondo, que pasó de Lesiones leves a Homicidio en grado de tentativa. En esa audiencia se le dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso, que se mantuvo luego que la investigación fuera declarada como una causa compleja.
Durante la mañana del sábado 23 de junio de 2018, Martínez fue atacado con un cuchillo por Inchaurrondo, en la vereda de su domicilio de calle 4 entre 105 y 107, del barrio Alborada. El hombre fue trasladado al Hospital con heridas cortantes en el abdomen y fue dado de alta a las pocas horas. El miércoles 27 de julio, Martínez murió de un paro cardio-respiratorio. La autopsia determinó que sufrió heridas penetrantes (algunas de 12 centímetros de profundidad) que le dañaron cuatro órganos.

Atención médica.
Durante la investigación también se puso el ojo sobre el proceder de los médicos. Por ello, se encargó a peritos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) el análisis de la actuación de cuatro profesionales que estuvieron a cargo de la atención de Martínez, durante su estadía en el Hospital, el día del ataque.
El 5 de agosto pasado, la jueza de control Jimena Cardoso, les formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria a tres médicos del Hospital. En esa audiencia el fiscal de la causa explicó que el médico Vergara no detectó que el herido tenía lesiones internas cortantes, y que sólo suturó la herida y lo dejó en la Guardia al cuidado de un colega. Luego agregó que cerca de las 14, el paciente fue dado de alta por las otras dos médicas que fueron formalizadas, aunque ya quedaron sobreseídas en la causa. Al médico imputado lo culpó por no adoptar los recaudos mínimos, y que las heridas que no logró detectar, fueron las que le provocaron una falla orgánica masiva, y cuatro días más tarde, lo llevaron a la muerte.