Inicio La Pampa Un agrimensor fue sancionado y más tarde lo reivindicaron

Un agrimensor fue sancionado y más tarde lo reivindicaron

COLETAZO DEL LITIGIO DEL INMUEBLE DE "LA RECOVA"

El agrimensor Leandro Hipólito Evangelista, que había sido sancionado por el Tribunal de Etica del Consejo Profesional de Agrimensura en noviembre del año anterior, fue reivindicado posteriormente por una asamblea de matriculados que determinó que no había cometido falta alguna.
Evangelista que contratado por Antonio Corredera para realizar una mensura para prescribir posesión del edificio que ocupa la confitería La Recova.
En razón de eso Elba Liliana Ortiz denunció a Evangelista ante el Tribunal de Etica y Disciplina del Consejo Profesional de Agrimensura, que es el cuerpo que regula la matricula.
«Aludió a que ella antes, en 2015, requirió mis servicios profesionales para mensura y subdivisión de todo ese complejo -explicó el agrimensor-, lo que no se pudo realizar porque se necesitaba firma de todos los condóminos, y por supuesto los Corredera -con quienes está en litigio- no iban a firmar la conformidad, y además porque el Código Urbanístico de la ciudad no lo permite».

Sanción a agrimensor.
Transcurriendo 2018 Antonio Corredera -el dueño de La Recova- «me consultó para hacer una mensura para prescribir posesión de lo que él realmente ocupa con su emprendimiento gastronómico, lo que sí se podía realizar porque es el auténtico ocupante desde 1986. Después de eso se desató el conflicto con la familia Ortiz Cereceda, cuando el Registro de la Propiedad -interpretando mal un mandato judicial- anuló la escritura y puso el 50% a nombre de la familia Ortiz Cereceda, que eran los reclamantes».
Evangelista realizó la mensura, en tanto Elba Liliana Ortiz trató de que no se llevara adelante, y planteó un presunto incumplimiento de los deberes profesionales por parte del matriculado del Consejo de Agrimensura que había actuado.
En función de eso el Tribunal de Etica y Disciplina le dio curso a su reclamo y sancionó al profesional con una multa de 36 mil pesos.

Amonestación y multa.
Cabe señalar que los planos que elaboró el agrimensor Evangelista fueron aprobados por la Municipalidad de Santa Rosa, la Dirección General de Rentas, la Dirección General de Catastro y la Dirección General del Registro de la Propiedad Inmueble.
Así las cosas el Tribunal de Etica del Consejo Profesional de Agrimensura, decidió sancionar a Leandro Evangelista haciendo mención al Título II, Artículos 8 inc. a) relacionado con el artículo 49 inciso e) del Estatuto Social: «Es merecedor de la sanción disciplinaria correspondiente en el sentido del inciso e), el profesional que a) en el ejercicio de sus actividades públicas y privadas, habiendo intervenido en determinado asunto actúe o asesore directa o indirectamente a la parte contraria en la misma cuestión». Por ese motivo el Tribunal resolvió 1) aplicar al agrimensor Leandro Hipólito Evangelista, por la falta leve cometida: amonestación por escrito, con más las accesorias que se fijan al equivalente de 18 matrículas anuales», lo que arroja aquel monto aproximado de 36 mil pesos.
Evangelista planteó que en realidad no podría haber intervenido si lo hubiera hecho en forma simultánea, lo que obviamente no sucedió por lo que consideró injusta la sanción. Sin sentencia firme, la pena fue publicada en noviembre de 2018 por otro medio periodístico que no es este diario.

Asamblea revoca la sanción.
Expresó Evangelista que como el Estatuto Social de los agrimensores lo permite, «apelé la sanción, para lo cual se tuvo que conformar una asamblea extraordinaria, que se realizó el 26 de abril de este año. Allí por unanimidad todos matriculados que no pertenecen a la Comisión Directiva del Consejo, votaron revocar la sanción disciplinaria». El profesional se mostró molesto porque «a pesar de reiterados pedidos no se dio a conocer la decisión de la asamblea, y me veo obligado a recurrir a LA ARENA, por ser el diario de mayor circulación, para que se dé a conocer que no tuve responsabilidad alguna en la presunta falta que se me adjudicó», concluyó.