Inicio La Pampa Agustoni aspira a tener colegio secundario

Agustoni aspira a tener colegio secundario

JEFE COMUNAL QUIERE EVITAR EL CONSTANTE TRASLADO DE JOVENES

Federico Bogarín dijo que una de sus mayores aspiraciones es lograr que los jóvenes de la localidad no deban seguir trasladándose a General Pico para asistir al secundario. También, busca conseguir servicios de educación universitaria a distancia para la localidad.

La localidad de Agustoni aspira a tener pronto un colegio secundario y evitar así el constante traslado de casi 50 chicos del pueblo para acceder a ese nivel de enseñanza. Federico Bogarín, presidente de la Comisión de Fomento local, sostuvo que además de esa gestión están abocados a conseguir servicios de educación universitaria a distancia para la localidad.
Luego de evaluar las consecuencias del año de la pandemia, el funcionario anunció la construcción de dos viviendas, la aspiración a concretar más cuadras de asfalto y a ampliar las instalaciones de salud y el jardín de infantes como planes más destacados para el 2021.
Bogarín se mostró además satisfecho con la mejora en la condición climática y el estado de los cultivos de granos gruesos luego de un fin de año seco pero con un enero donde las lluvias han sido generosas y además no sufrieron consecuencias con las fuertes tormentas que causaron estragos en otros sitios de la provincia.

Más educación.
El titular de la comuna dijo que una de sus mayores aspiraciones es lograr que los jóvenes de la localidad no deban seguir trasladándose a Pico para asistir al secundario. La cantidad y las medidas extras por pandemia plantean un panorama complicado.
«El año pasado teníamos 40 chicos y ahora hay que sumarle a los que terminaron el ciclo en 2020. El transporte se hace cada vez más difícil, por los riesgos y por el alto costo, que ahora será mayor porque por los protocolos sanitarios los vehículos podrán llevar menos en cada viaje», sostuvo.
«Esperamos poder iniciar el ciclo, aunque eso tampoco está claro, con las clases acá», se esperanzó, y también dijo que ha iniciado conversaciones con gente de la Universidad virtual que funciona en Quemú Quemú para alcanzar esa herramienta a la población de Agustoni.
«Se vio en pandemia la importancia de poder trabajar o estudiar desde la casa. Seguro que hay gente dispuesta a las carreras universitarias pero que no dispone de recursos para viajar. Incluso pensamos en disponer de un lugar con conexión a internet para aquellos que no puedan tenerlo en sus domicilios», aseguró.

Mejor salud.
Bogarín señaló también que han sido importantes las mejoras en el servicio de salud. Mientras esperan este año que desde Provincia decidan la ampliación del centro local, han sumado en los últimos meses mas profesionales y especialmente que las extracciones de sangre para diversos análisis se hagan en la localidad. «Eso es un avance porque impide que la gente tenga que viajar en ayunas a Pico para hacerlo», resaltó.
Otra obra que aguardan es la ampliación del edificio del jardín de infantes. Son parte de las aspiraciones para este año junto a seis cuadras más de asfalto, completas, y la construcción de cordón cuneta en el resto de las calles que aún son de tierra, dejándolas listas para el paso siguiente.
En cuanto a viviendas, dos se construirán en breve y corresponden al cupo del año pasado. Esperan otras dos para este año y definiciones en cuanto a lo que Nación ha decidido invertir en esa materia en nuestra provincia.
Además, en breve comenzará la obra de iluminación y puesta en valor de la plaza central. El lugar se caracteriza por su frondosa arboleda, que será preservada. La iluminación de senderos y espacios abiertos permitirá también disfrutarla por la noche.

«Los amigos».
El programa Pro Vida de verano está en marcha y se extenderá en Agustoni hasta entrado febrero. Siguiendo los protocolos del trabajo en burbujas, los chicos pueden tener diversión y deportes al aire libre «luego de un año donde estuvieron mucho adentro», destacó Virginia Saavedra, coordinadora del programa.
En tanto, el municipio presentó las instalaciones en muy buenas condiciones. Cerraron el cerco perimetral y ahora trabajan en la instalación de un cartel en el ingreso que será además de indicativo un homenaje a los pioneros.
Federico Bogarín recordó que «la pileta del predio tiene medio siglo, la hizo un grupo de personas para darle a toda esta pequeña población la posibilidad de disfrutarla. Eran un grupo que se llamaba Los Amigos de Agustoni y así dirá el cartel, a manera de homenaje por la tarea que hicieron y que todos disfrutamos hoy».