Inicio La Pampa Ahora estafaron a un jubilado por 20.000 pesos

Ahora estafaron a un jubilado por 20.000 pesos

ENGAÑOS TELEFONICOS

En el marco de la ola de tentativas de estafas telefónicas, un jubilado de Santa Rosa fue engañado y le sustrajeron la suma de $ 20 mil pesos. A su vez, este diario pudo saber que existió un segundo caso que se mantiene «en reserva», donde la estafa alcanza una suma millonaria.
Según precisaron a LA ARENA fuentes policiales, además de las más de diez «tentativas» de «secuestros virtuales» que se registraron entre el lunes y martes, posteriormente hubo dos casos más que, lamentablemente, los estafadores lograron concretar y apoderarse de importantes sumas de dinero.
Con respecto al primer caso, el hecho ocurrió el pasado martes, cuando un adulto mayor recibió un llamado a su teléfono fijo. Allí, los estafadores recurrieron a otra modalidad de «cuento del tío» y le manifestaron a la víctima que había obtenido un «beneficio económico». De esta manera, establecieron un diálogo y se apoderaron de sus datos personales, entre ellos su clave de homebanking. Una vez concretada la estafa, «se apoderaron de una suma que alcanza los 20 mil pesos».
Sin embargo, el damnificado, al tomar conocimiento de que había sido engañado, inmediatamente hizo la denuncia y, gracias al rápido accionar de la Brigada de Investigaciones, se pudo esclarecer el caso en pocas horas ¿Cómo? Al saber que se había realizado una transferencia bancaria, se comunicaron con el banco para poder trabar los fondos de la cuenta. «Por los datos que aportó el sistema, se pudo establecer que el dinero y la identidad del sospechoso sería de un hombre de la localidad de Chubut», precisaron a este diario.
Al ser de otra provincia, la Fiscalía está evaluando de qué manera proceder para traerlo ante la Justicia pampeana.

«En reserva».
El segundo hecho consumado que se registró en medio de la ola de «tentativas» ya había sido anticipado por LA ARENA en su edición de ayer. Según habían adelantado fuentes de la Justicia, «se está trabajando en una en particular».
En este caso, la modalidad utilizada por los estafadores fue similar a la advertidas en las «tentativas» denunciadas, las cuales consistían en «secuestros virtuales». De esta manera, los estafadores se habrían comunicado con la víctima para pedirle «la entrega de dinero diciendo que le habían secuestrado un hijo». Por el momento, este diario pudo saber que el caso se maneja con absoluta «reserva» y que la suma que lograron sustraer sería millonaria.

Una realidad nacional.
El comisario de la Brigada de Investigaciones de la UR-I, Horacio Cabrillana, sostuvo en diálogo con Radio Noticias que «lo que nos está sucediendo es una realidad a nivel país, que no nos deja de lado a lo que estamos viviendo en Santa Rosa y la zona en cuanto a estos llamados telefónicos con distintos ardides».
A su vez, confirmó la existencia de un hecho que «se está investigando» y alertó que, en su mayoría, las víctimas «son gente mayor de edad, a la que intentan embaucarlos con esta modalidad».

Al azar.
Por otro lado, sostuvo en todos los casos, los llamados son «a los teléfonos fijos», los cuales se encuentran fácilmente en la guía. Los estafadores intentan adivinar la edad de sus víctimas a través de sus nombres, aunque en realidad se trata de llamados al azar. «Hay casos que han atendido un hijo o hija que cortó de inmediato, pero la tentativa estuvo. En otro caso dicen ‘te tengo secuestrado a tu hijo’ y le contestan ‘pero yo tengo hija’. Bueno, eso nos afirma que es al azar», precisó.
De todas maneras, «hay gente que sí tienen hijos y le exigen dinero en dólares o joyas. Es lo que ha pasado, entonces juegan al azar, y bueno, dentro de azar pueden tener una chance que es lo que estamos viviendo».
Consultado si existe un trabajo de inteligencia previo de los estafadores, Cabrillana comentó que ha participado «en varias reuniones con distintas Policías de provincias aledañas y, puede haber algún caso de inteligencia, pero entre el 70 y el 80% van a la pesca e insisten. Son dos puntos que el estafador utiliza para realizar su tarea».

Prevención.
Con respecto a cómo prevenir estos delitos, resaltó que «no es casualidad que de tantos llamados estemos trabajando un hecho concretado» y explicó que «eso va muy de la mano de los medios de comunicación, que son los que consumen la gente mayor, y las redes sociales».
También apeló al deber de «buen vecino» y la necesidad de «asesorar a los abuelos, tíos y padres o personas mayores que sean cercanas». Para el comisario, es fundamental «comentarles que tengan cuidado si llaman porque está pasando esto. Se les puede decir: ‘Sé sereno y pensá donde puede estar mi hijo, mi primo, la persona que me están diciendo que está en estas circunstancias'».
Otra de las recomendaciones es advertirlos que «van a llamar en horas de la noche, de la madrugada o de la siesta», cuando se sabe que la víctima está descansando. «Una respuesta práctica sería decir ‘imposible, si a mi hijo lo tengo al lado'», ejemplificó.

Anses lanzó advertencias
El organismo nacional recordó que sus empleados no se comunican telefónicamente con los beneficiarios para requerir datos personales, sobre tarjetas de débito o claves bancarias. Además, señalaron que los trámites son gratuitos y no necesitan de gestores.
La advertencia de Anses surgió, una vez más, «ante diversas denuncias que se realizan en todo el país sobre personas que solicitan información y datos personales». En ese sentido, aclararon que no se solicitan datos personales ni bancarios por telefóno.
A su vez, afirmaron que «los trámites y consultas referidos a las prestaciones y programas de la Seguridad Social son absolutamente gratuitos y no necesitan de gestores externos. Asimismo, tanto para asesoramiento como para inicio de gestiones, se puede solicitar un turno en www.anses.gob.ar, o bien, llamar al número 130 (gratuito desde líneas fijas)», agregaron.
Por otro lado, remarcaron que «las personas concurren a las delegaciones de la Anses en la fecha y hora asignadas y son orientadas de manera gratuita por personal capacitado, visiblemente identificado con sus nombres».
Finalmente, precisaron que las denuncias por casos de fraude o estafa se pueden canalizar vía mail a «denuncias@anses.gob.ar; Por escrito a Av. Paseo Colón 329 – 5° Piso, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C1063ACP); Personalmente a la sede de la Anses detallada en el punto anterior, de lunes a viernes de 8 a 16 horas, o en la más cercana a su domicilio; y por teléfono al número 130, de lunes a viernes de 7 a 20 horas».