Los pioneros en la fabricación de tanques de agua por rotomoldeo

Luego de trabajar 25 años como plomero y gasista Ricardo Paredes se animó a su propio emprendimiento: “Aina SRL” es una empresa pionera en Santa Rosa en la fabricación de tanques de agua por rotomoldeo. También ofrece otros servicios.
“Siempre estoy buscando algo nuevo, viendo qué puede hacer uno mismo para ayudar al desarrollo y al crecimiento. La mayoría de las máquinas con las que trabajamos las hicimos nosotros. Creo que esa es una de las claves para salir adelante, nunca quedarse quieto”, dice Ricardo Paredes (54) mientras recorre cada rincón de ese enorme galpón donde los tanques de agua conviven con comederos para la hacienda encargados por el INTA, conos color naranja y variedad de sanitarios para la venta.
“Aina SRL” nació en 2012 y como consecuencia de una necesidad: en Santa Rosa no había una fábrica de tanques de agua. Paredes generaba sus ingresos gracias al trabajo en la plomería y también con un negocio de venta de sanitarios que había abierto junto a su familia.
“Me interesé por el tema de los tanques y empecé a investigar y a estudiar. Vimos que podíamos hacerlo pero no teníamos espacio físico, así que primero fuimos afianzándonos y luego nos vinimos a este lugar y empezamos ya con otra perspectiva”, cuenta Paredes sobre la esquina de la colectora de Avenida Circunvalación y Téllez donde funciona el local comercial y la fábrica.
También allí están las máquinas para los otros servicios que ofrece la pyme: movimiento de suelos, excavaciones, pozos para piletas, cimientos y descarga de camiones. “Trabajamos en la ciudad, en otras localidades pampeanas y vamos a otras provincias”, detalla Ricardo mientras comparte un mate con quienes componen el resto de ‘Aina’: su esposa Silvia, sus hijos Cristian y Guillermo y tres empleados.
“Empezamos fabricando tanques de 500 litros, después de 850, de 1.100, hasta que llegamos a los de 2.500 litros que son para edificios o lugares grandes. Con la incorporación de la máquina de rotomoldeo cambiamos radicalmente lo que veníamos haciendo porque nos permitió ampliar la producción. Hacemos un tanque cada 50 minutos”, señaló el empresario sobre los tiempos y los números productivos que maneja en su firma.
Materia prima.
Paredes -que nació en General Acha, vivió en Catriló y en la adolescencia se instaló en la capital provincial- muestra y explica los distintos pasos que requiere el rotomoldeo. “Tiene un mechero que funciona a gas y calienta desde abajo mientras va girando. Luego se coloca el polietileno fino que se compra directamente en Brasil. Eso se mantiene hasta que se calienta el molde, después depende si es bicapa o tricapa: primero el gris hasta que se cocina, luego se le incluye el negro que es para resistencia y luego el blanco que es antibacteria. Luego apagás y lo dejás que se enfríe”.
Aunque el tanque de agua es un producto fundamental para cualquier edificación, el rumbo económico del país no ayuda a las pymes que deben realizar un esfuerzo extra frente a un panorama diario de inflación, subida del dólar e inestabilidad.
“Toda la materia prima con la que trabajamos es en dólares. El 80 por ciento de esa materia prima es polietileno pulverizado que viene de Brasil, acá se hace la molienda y se lo produce en polvo, es un derivado del petróleo entonces los costos se complican. Lo que hacemos es buscar alternativas porque todo el plástico que se genera se puede reciclar, hay que molerlo y procesarlo porque se puede usar en miles de cosas. Y continuamente se recicla”, explicó Paredes y muestra como ejemplo los conos de seguridad naranjas que se utilizan en el tránsito y que ‘Aina’ también fabrica en su planta.
Proyecto.
La firma santarroseña supo salir hacia otros mercados y además de la provincia vende en ciudades bonaerenses como Carhué, Pehuajó y Puán.
El otro fuerte son las viviendas sociales, una posibilidad que hoy está frenada por el recorte que Nación realizó hacia la provincia para la construcción de nuevos barrios.
“En su momento trabajamos mucho con las viviendas sociales pero ahora hay un parate importante. Más allá de eso nuestro proyecto más relevante es poder trasladarnos al Parque Industrial, tenemos todo listo, los planos y papeles preparados desde hace dos años y estamos en contacto con el Ministerio de Producción de la provincia. Sería un espaldarazo clave para dar un paso hacia adelante”.
En ‘Aina’, además de movimiento y trabajo constante, hay mucho de innovación y esfuerzo. Las matrices y las máquinas fueron construidas, en gran parte, por la manos y la inventiva de Ricardo y de quienes lo acompañan, por eso siempre busca “algo más”.
“Estamos trabajando sobre algo nuevo, un proyecto muy interesante de una matriz así que eso también nos impulsa y nos entusiasma. Nunca me quedo quieto, creo que ese espíritu es clave para hacer cualquier emprendimiento porque si te quedás, la realidad te pasa por encima. La gran mayoría de las cosas la hacemos a pulmón, y cuando todo depende de vos lo que no se puede es aflojar”, dice Ricardo mientras observa las distintas máquinas en movimiento. Y eso en Aina abunda.

Recuadro
Comederos para el INTA
El empuje, el trabajo, la dedicación y la búsqueda de calidad e innovación le permitió a Aina SRL ser reconocido por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el organismo que le pidió a la firma santarroseña la fabricación de comederos de polietileno por rotomoldeo.
“Eso es algo que nos causa mucha satisfacción, trabajamos con el INTA Anguil y los comederos incluso fueron mostrados en exposiciones a nivel nacional porque el molde fue reconocido en Presidencia de la Nación. Son comederos para la hacienda que se colocan sobre balanza y con eso lo controlan satelitalmente: controlan cuándo comen los animales y a qué hora”, explicó Paredes, que también muestra los tachos que realizan y que son utilizados en los biodigestores para las cloacas.
La variedad de productos y servicios que ofrece la pyme familiar de Paredes incluye el alquiler de una minipala y una miniexcavadora además de la realización de pozos, cimientos, demoliciones, nivelación y/o limpieza de terrenos. “Tenemos toda una gama de posibilidades gracias a que siempre incorporamos maquinaria y herramientas para distintos trabajos. Creo que eso nos diferencia”, asegura el responsable de Aina.