Inicio La Pampa Alarma en la CPE: uso de energía cayó 10% en diciembre

Alarma en la CPE: uso de energía cayó 10% en diciembre

DESDE LA GERENCIA COMERCIAL LO ADJUDICAN A LA RECESION ECONOMICA

El gerente comercial de la Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) de Santa Rosa, Luis Usero, reveló ayer que la demanda de energía en el mes de diciembre registró una caída del 10 % comparada con el mismo mes del año 2017. A su vez, indicó que durante todo el año pasado se consumió un 3,5 por ciento menos de energía que en el año inmediato anterior. «Es toda una crisis», aseguró.
Ayer, el sitio La Política Online reveló que un informe de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec), sustentado en datos de Cammesa, reveló que el enorme aumento de las tarifas de luz que vino aplicando la gestión Cambiemos desde sus inicios, comenzó a reflejarse con fuerza en la demanda de energía eléctrica durante el segundo semestre del 2018.
«En diciembre se registró la cuarta caída consecutiva y se destacó como el peor mes del año en la materia, con un retroceso del 10%, que se elevó al 10,7% para el caso del consumo industrial y al 13% en la demanda residencial», sostuvo LPO.
LA ARENA realizó la misma consulta al gerente comercial de la cooperativa santarroseña, que también abastece a Toay, Anguil, Uriburu, Lonquimay, La Gloria y Catriló, quien reveló que para la entidad solidaria la caída del consumo también se sintió con fuerza desde junio del año pasado, cuando los consumos residenciales mensuales, comparados con los del año inmediato anterior, comenzaron a tener cifras negativas.
«Las temperaturas de este último diciembre fueron muy similares a las del mismo mes de 2017, con lo cual la explicación no estaría ahí. Se trata de una caída muy alta, entonces, si uno analiza cómo evoluciona el índice, tanto del mes a mes, como el del último año, la tendencia, a partir del mes de junio, es de registros negativos permanentemente hasta diciembre», dijo Usero.
-¿Y cuál es la explicación?
-Lo relaciono con la caída de la actividad económica, con el aumento de los precios en alguna medida. La actividad económica se está viendo en menores puestos de trabajo, caída de la actividad comercial, salarios que no acompañan el aumento de los precios y capacidad ociosa de la industria. Cuando analizamos la facturación, la venta de energía, uno empieza a ver que disminuye en el sector residencial, comercial e industrial. Y tampoco son las LEDs.
-¿La caída se nota más en la industria?
-Lo que se ve es que la caída en la industria es de muchos meses. En los usuarios residenciales, el consumo anual cayó el 2,3 por ciento. En el comercio cayó 2,2. Y el comercio tiene registros negativos desde hace 26 meses. Y cada vez es menos el consumo. La industria cayó el 6,9% con registros negativos prácticamente ininterrumpidos desde hace más de 30 meses.
-¿El aumento en la tarifa anunciado por el gobierno nacional empeorará la situación?
-El aumento generará menos consumo todavía, a pesar de la inelasticidad que tiene la demanda de energía. Es toda una crisis. La CPE, hasta diciembre de 2015 vendía cada año un 4,5% más de energía. Después de la crisis de 2001 empezó el crecimiento de la demanda de energía en forma sostenida, con promedio de 4,5 anual, pero si en lugar de subir caés 3,5%, la brecha es 8 puntos porcentuales. Para la cooperativa es realmente preocupante que disminuya la demanda, porque se rompe el equilibrio de la actividad.

En La Pampa bajó 9%
Según Fundelec, la provincia más afectada por la caída en la demanda fue Catamarca, con un inédito derrumbe del 40%, seguida por San Luis (-31%), Corrientes (-14%), San Juan (-12%), Tucumán (-12%), Entre Ríos (-12%), EDEN y La Rioja (11%) y Chaco (10%). También bajó el consumo del fluido en Jujuy, La Pampa, Mendoza, Santiago del Estero y Santa Fe (-9% cada provincia); Edelap (-8%); Rio Negro (-7%); Salta y Neuquén (-6%).
En Córdoba y en Formosa fue de -5%; en Misiones de -3%; en EDES de -2%; y en EDEA de -1%, mientras hubo aumentos en los requerimientos al MEM (Mercado Eléctrico Mayorista) en Santa Cruz (7%) y Chubut (1%). En la zona metropolitana de Buenos Aires y el Conurbano anotó una baja del 12,1 por ciento.
«El mismo movimiento se evidenció en la generación eléctrica, que pasó de 12.472 GWh en 2017 a 11.079 GWh en el último mes del 2018, totalizando un recorte del 11,1% que de todos modos no impidió un abrupto salto del 2.000% en la importación eléctrica», informó LPO.
Según los datos del acumulado anual, la generación térmica siguió liderando ampliamente el aporte de producción con un 63,42% de los requerimientos. Las centrales hidroeléctricas aportaron el 29,13% de la demanda, las nucleares proveyeron un 4,70%, y las generadoras de fuentes alternativas un 2,51% del total.
Respecto a la demanda anual, debido al dinamismo presentado a mediados de año -especialmente entre los meses de junio y agosto-, el 2018 cerró con un crecimiento interanual del 0,2%.