miércoles, 11 diciembre 2019
Inicio La Pampa Albañil condenado por amenazar a mujeres

Albañil condenado por amenazar a mujeres

TRES AÑOS DE PRISION CONDICIONAL

(General Pico) – La Justicia de General Pico condenó recientemente a tres años de prisión de ejecución condicional a un hombre, que trabaja como albañil, que le apoyó un cuchillo en el cuello a su pareja y a una vecina. Asimismo le impuso reglas de conducta por dos años.
Los jueces de esta ciudad Federico Pellegrino María José Gianinetto y José Luis Bernal, condenaron a Clodomiro Maravilla, de 62 años de edad, como autor material de los delitos de «amenazas calificadas por el uso de arma» en perjuicio de su ex pareja y madre de dos hijos en común; y «amenazas calificadas por el uso de arma y lesiones leves» en perjuicio de una vecina del imputado. Además, los magistrados le impusieron reglas de conducta por el término de dos años.

Debate en Tribunales.
El hecho se debatió la semana anterior en los Tribunales de esta ciudad, a lo largo de dos jornadas, con la actuación de la fiscala Ana Laura Ruffini y de los defensores Jerónimo Altamirano y Carlos Pedro Febre.
El Tribunal acreditó que el pasado 20 de febrero el imputado y su pareja mantuvieron una discusión luego que los vecinos del barrio donde residían denunciaran que la hija de la damnificada, de 14 años de edad, concurría a la escuela con evidentes golpes.
Esta situación derivó en la intervención de la Unidad local de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, que dispuso entregar la tenencia de la menor a una vecina.

Amenazas.
Esta decisión fue el disparador para que el enojo del imputado recayera sobre su pareja, a quien le apoyó un cuchillo en el cuello y amenazó con matarla. Instantes más tarde, la vecina que tenía la tenencia de la menor llegó a la casa del imputado a buscar la ropa de la jovencita. Fue en esa circunstancia que Clodomiro Maravilla culpó a la mujer de haber disuelto a su familia y luego la amenazó, al colocarle un cuchillo en el cuello. La firmeza de la agresión hizo que le produjera una lesión en el cuello, que luego fue certificada por personal médico interviniente. Entre los gritos de la propia víctima, de su ex pareja y la intervención de otra persona que se hallaba en la vivienda, el imputado desistió de la agresión. Momentos más tarde llegó personal policial y detuvo al hombre acusado.

Pruebas.
Durante los alegatos de clausura, la fiscala Ruffini solicitó que se condenara al imputado por los delitos de «amenazas agravadas por el uso de arma», en dos hechos; y de «lesiones leves en concurso real». Por esto pidió la pena de años y seis meses de prisión efectiva para el acusado. La defensa, por su parte, adhirió a las calificaciones de la fiscalía y solicitó una condena de un año en suspenso.
El Tribunal finalmente entendió que ambas conductas asumidas por el imputado fueron acreditadas con las pruebas aportadas en la causa.