Inicio La Pampa Alberto anunciaría la estatización de Impsa

Alberto anunciaría la estatización de Impsa

LA EMPRESA QUE QUIERE CONSTRUIR PORTEZUELO

«Ya está todo listo para que esta semana, si el Covid no mete la cola, el gobierno anuncie el ingreso mayoritario al capital accionario de Impsa, empresa que llegó a ser una de las tres principales multinacionales argentinas, junto con Techint y Arcor, pero que estaba a punto de ser liquidada por sus acreedores», informó ayer Claudio Scaletta, periodista de El Destape Web.
La Pampa tiene una larga historia de luchar contra los gobiernos de la provincia de Mendoza y los instalados en la Casa Rosada para defender sus recursos hídricos. Industrias Metálicas Pescarmona SA es una de las firmas que integran el único consorcio que se mostró interesado en la construcción de la represa Portezuelo del Viento, que, de acuerdo a los planes cuyanos, se emplazaría sobre el curso del río Grande, el mayor afluente del río Colorado.
Según el cronista, la historia de la estatización comenzó a partir de agosto de 2020, cuando la firma mendocina envió al Ministerio de Producción una solicitud de ayuda frente a un panorama financiero que podía llevarla a la quiebra.

Modelo Invap.
Luego de meses de estudio y de conformar equipos de abogados y contadores para ver la viabilidad del proyecto, la etapa que concluirá esta semana es la de la «capitalización», de acuerdo al artículo publicado por el sitio de noticias porteño.
«Los funcionarios debieron resolver cuánto dinero pondría el Estado y a cambio de qué. El cálculo se estableció sobre la base de las necesidades de capital de trabajo de la empresa hasta recuperar, con la potencial expansión, nuevos niveles de equilibrio y autosuficiencia. La cifra estimada resultante fue el equivalente a 20 millones de dólares. También se decidió que a cambio se recibirían acciones en proporción al valor patrimonial del paquete», informó Scaletta.
Mendoza aportará 5 millones de dólares por el 21 por ciento del capital, aporte que fue aprobado por ley provincial, y Nación 15 millones por el 63 por ciento. «La Asamblea de accionistas de Impsa ya aprobó el ingreso de los dos Estados. El 5 % seguirá en manos de la familia Pescarmona y el resto se repartirá entre los acreedores. El objetivo de quienes condujeron el proceso desde el Ministerio de Producción está ahora en el management. El modelo es Invap, una firma estatal, con algunos directores estatales, pero con una gerencia absolutamente profesional», añade el artículo.

Turbinas.
De acuerdo a lo publicado hasta ahora, Portezuelo no aparece en el horizonte de Impsa. El interés principal de las autoridades nacionales es reabrir los mercados internacionales para la firma y también el mercado local, con el objetivo puesto en las concesiones otorgadas en los noventa de las principales represas hidroeléctricas que vencen en 2023 y que hoy están en manos de empresas como la italiana Enel, la dueña de Edesur, Pampa Energía, la estadounidense AES y Sadesa.