“Algo falló y lo estamos revisando”

LA SUBSECRETARIA DE EDUCACION Y LOS ABUSOS EN EL COLEGIO BELGRANO

La subsecretaria de Educación de la provincia de La Pampa, Marcela Feuerschvenger, admitió que “algo falló” en su cartera, que no pudo anticiparse a la problemática que atravesaban las estudiantes del Colegio General Manuel Belgrano de Santa Rosa, que días atrás conmocionaron a la sociedad santarroseña al hacer público que existían 38 casos de abusos y acoso sexual denunciados ante la Policía.
La funcionaria dialogó en CPEtv con el programa La Parte y el Todo, que se emite los miércoles a las 22 en el canal 2 de la señal cooperativa.
-¿Hay mayor conciencia en las y los adolescentes sobre los derechos respecto a su propio cuerpo?, le consultaron.
-Es positivo que los alumnos tengan la palabra, sobre todo en un tema tan tabú. En la medida que tomen la palabra y se manifiesten, quiere decir que hay una construcción en espacios de participación democrática, hay saberes que se han instalado…
-¿Hay Educación Sexual Integral en las escuelas?
-Hay en todas las escuelas de nuestra ciudad y de la provincia, en todos los niveles y las modalidades del sistema.
-¿Y estos temas se tocan?
-Estos temas se tocan. Están atravesados en el currículum, todos los diseños curriculares que se han escrito en los últimos años lo abordan porque la ley se aprobó hace seis años. Estos contenidos curriculares han tenido validación con los docentes. Además, tenemos un área en el Ministerio que es el Area de Políticas de Cuidado.
-¿Qué son las políticas de cuidado?
-Es un área que aborda la Educación Sexual Integral, la Educación Vial, valores… Es un área transversal que realiza propuestas al Ministerio para que los docentes tengan recursos para trabajar en el aula con estas temáticas.
-Esta manifestación en el Colegio Belgrano ha sido inédita.
-Esto da cuenta de que hay un trabajo sistemático de las instituciones y de los docentes. ¿Hace falta más? Por supuesto, siempre hay que seguir trabajando.
-Estos estudiantes tienen padres y tienen profesores. ¿Falló alguna red de contención familiar y de la escuela en no detectarlo antes?
-La verdad que iniciamos un trabajo con las familias de determinados cursos, con los alumnos, con un grupo de docentes… Hay situaciones que están dentro de la investigación, entonces, parte de las declaraciones de las familias están dentro de la investigación. Nosotros como ministerio no habíamos tenido ninguna notificación, ni denuncia que nos hubiera llegado. Tampoco en la escuela. Entonces, tenemos que revisar qué cosa no estuvo funcionando. Algo falló porque cualquier tipo de alerta, como una nota enviada por un padre o por personal jerárquico de la institución, concita un análisis por parte del Ministerio. En este caso es cierto que todo se desató por un hecho puntual (NdR: la detención de un docente denunciado por estupro por los padres de una alumna). Por eso estamos revisando qué pasó aquí y cómo seguimos adelante.
-De 5 mil nacimientos en 2016, 700 más o menos fueron de madres que no tenían más de 19 años. ¿Esta estadística nos obliga a ser pesimistas respecto al funcionamiento de la ESI?
-Este es un problema que afecta a todos los colegios. Estamos trabajando este tema en la comisión interministerial, que integran las carteras de Educación, Salud, Desarrollo Social y ahora se incorporó el Ministerio de Seguridad. Se está trabajando en las regiones, se están intercambiando datos y se hace un abordaje conjunto. Educación intercambia datos con Salud Pública. El problema es de todos, es social. La ESI está hace diez años pero falta profundizar trabajo en el territorio con los otros ministerios, que es algo que estamos haciendo.
-¿Cuál es el factor principal del embarazo adolescente?
-Hay muchos factores. Esto requiere una charla profunda con especialistas, porque las cosas que inciden son muchas. Es un problema de las ciudades y también de los pueblos, en las distintas regiones de la provincia.