Inicio La Pampa "Alimentación es base mínima"

«Alimentación es base mínima»

LOVERA, EN EL DEBATE POR LA EMERGENCIA ALIMENTARIA

El senador del PJ La Pampa, Daniel Lovera, fue enfático ayer en sus críticas al gobierno nacional durante el debate en el Senado donde se sancionó la prórroga de la emergencia alimentaria. «Su presidente tiene un 70% de imagen negativa y mi gobernador un 77% de imagen positiva, eso no es magia, esa es la diferencia entre gobernar de espaldas al pueblo y tomar decisiones cerca de la gente», le espetó Lovera a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, que presidió la sesión de la Cámara Alta.
El legislador nacional, de extracción gremial, aseguró que el derecho a la alimentación y a la nutrición era una obligación que el Estado debía ejercer en forma indelegable. «La alimentación es la base mínima a garantizar para que no se obstaculice el acceso a otros derechos también fundamentales como la educación, el trabajo y el desarrollo humano integral. Pensar una Argentina en emergencia alimentaria nos llena de tristeza; hoy necesitamos que el Gobierno Nacional asuma la responsabilidad política que representa haber llegado al momento en el que la crisis se ha profundizado a niveles de hambre», sostuvo.

Pobreza e indigencia.
El senador aseguró que, si la mirada se concentra en estos cuatro años, los que consideró plagados de desatinos económicos y de insensibilidad por parte de Gobierno Nacional, se puede ver que se viene castigando duramente a las familias trabajadoras. Por esa razón, consideró, el Congreso está impulsando un incremento de emergencia del 50% -como mínimo- de los créditos presupuestarios vigentes de este año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición.
«Este es un proyecto imprescindible en este contexto de crisis económica y social que se agudiza un poco más cada día. Los productos de la Canasta Básica fueron impactados tremendamente por la devaluación que, según cifras del Indec, en los últimos 12 meses ha acumulado un aumento del 58% y prevé un nivel de pobreza del 38% con el 10% de indigencia para fin de año», puntualizó.

Macri federal.
Irónico, Lovera consideró que si en algo había sido federal el gobierno de Macri era en «la distribución de la pobreza».
«Nos obliga a trabajar sobre un problema de seguridad alimentaria a partir de un paliativo que no resuelve lo estructural de nuestro país. Aprobamos una ley que es lo mínimo que se necesita para ponerle un piso a la caída social. Varias de nuestras provincias y muchos municipios ya se vieron en la obligación de implementar planes de emergencia financiados con recursos propios ante la necesidad de proteger a la población más vulnerable, que son los niñas, niños y adultos mayores», explicó.
Para el piquense, las provincias fueron en estos años las que redoblaron esfuerzos para cubrir las necesidades que Nación no cubrió al inmobilizar los fondos que debía destinar a ello. Por esa razón, abogó por transformar en forma urgente la realidad de los argentinos. «Avanzaron en una propuesta política que no pensó en las familias argentinas y nos deja perspectivas por demás de oscuras hasta fin de año. Siempre trabajamos para la gobernabilidad y creo que eso es lo que sigue permitiendo y garantizando la paz social. Los números oficiales indican un aumento en la tasa de desocupación y una crisis social sin precedentes», dijo.

Cambio de rumbo.
«Argentina necesita recuperar el trabajo, la peor enfermedad de un país en crisis es el desempleo. Sabemos que la solución es un cambio categórico del rumbo económico. Que mejore el consumo y que empiece a generar trabajo digno para que las familias argentinas dejen que vivir con la angustia de no saber hasta cuándo van a tener trabajo. Hoy es imprescindible entablar un diálogo multisectorial que nos permita alcanzar los consensos necesarios para la construcción de un modelo económico generador de empleo genuino, de desarrollo con inclusión y con justicia social que no puede esperar hasta diciembre», finalizó.