Inicio La Pampa Allanan inmueble y secuestran celular a presunto organizador

Allanan inmueble y secuestran celular a presunto organizador

ALPACHIRI: FIESTAS CLANDESTINAS EN PLENA PANDEMIA POR EL COVID-19

(General Acha) – Personal policial realizó un allanamiento en un inmueble de la localidad de Alpachiri, oportunidad en la que secuestró el teléfono celular de un joven de 18 años, al que se le atribuye haber organizado al menos dos fiestas clandestinas en plena prohibición por la pandemia de Covid-19. En la causa interviene la fiscalía de General Acha.
Fuentes consultadas por LA ARENA indicaron que el procedimiento llevado a cabo el viernes a la tarde, fue ordenado por la jueza de control Laura Moscoso Mendieta, a instancias de la oficina única del ministerio público fiscal de esta ciudad, a cargo del fiscal Raúl Miguez Martin, quien ya interviene en la causa.
En un principio se sospecha que el joven habría sido el organizador de un par de fiestas clandestinas llevadas a cabo en un tramo de la ruta provincial 1, más conocido como «Bajo de la Tigra», en cercanías de Alpachiri. Una se habría efectuado el 27 de diciembre del año pasado, y la otra el 1 de enero de este año.

Pericias.
El secuestro del celular Iphone posibilitará, una vez peritado, establecer si realmente actuó como organizador de las fiestas; como así también, si hay más personas implicadas. La diligencia judicial se produjo en una vivienda ubicada en la calle Urquiza de la localidad de Alpachiri.
Presuntamente, la policía ya había advertido al joven sobre la prohibición de realización de este tipo de eventos, pero habría hecho caso omiso, a tal punto que en pocos días habría organizado dos fiestas.
Así fue que, en esta última, los uniformados habrían identificado a varias personas, que asistieron allí en sus vehículos, las cuales quedaron implicadas en una causa que se inició por supuesta infracción a los artículos 205 y 239, ambos del Código Penal Argentino.

Control.
Por otra parte, se informó que en el marco del operativo de control que la policía viene realizando, en forma conjunta con personal de seguridad vial del municipio de la ciudad de General Acha, se procedió a la retención preventiva de un total de siete vehículos.
El procedimiento desarrollado entre la noche del viernes y la madrugada de ayer, concluyó con la realización de trece test de alcoholemia, de los cuales cuatro arrojaron resultado positivo, debido a que los conductores tenían: 0,98, 1,04, 1,15 y 2,46, de alcohol por litro de sangre.
En consecuencias, se labraron ocho actas por infracción a la ley nacional de tránsito 24449. Cinco vehículos fueron secuestrados porque el test de alcoholemia realizado a sus conductores dio positivo, y otros dos rodados porque las personas que los manejaban circulaban en horario no permitido por las nuevas restricciones establecidas por la pandemia de Covid-19.