Inicio La Pampa Alpachiri: no dan abasto ante una alta demanda de internet

Alpachiri: no dan abasto ante una alta demanda de internet

COOPERATIVA DE SERVICIOS PUBLICOS INTEGRARA EMPATEL

La alta demanda del servicio de internet ha frenado, en Alpachiri, la posibilidad de sumar al servicio a nuevos usuarios ya que el ancho de banda disponible está trabajando a tope.
En la cooperativa de servicios públicos, uno de los proveedores, indicaron que hoy «tenemos que decir que no, porque si conectamos más usuarios no solo no le vamos a dar un buen servicio sino que también vamos a perjudicar a los que ya lo están utilizando».
Roberto Alderete, gerente de la cooperativa, dijo a LA ARENA que «el crecimiento de la demanda ha subido un 60 por ciento con relación al año pasado y con la misma cantidad de abonados», y lamentó que «ninguno de los proveedores está en condiciones de vendernos más megas». Sostuvo que, además, la pandemia ha significado un parate en muchas obras y una demora importante en otras, por lo que en lo que va del año los avances en los planes han sido muy pequeños.
«Conseguir un repuesto, que lo envíen y luego instalarlo, lleva muchísimo más tiempo que de costumbre», contó y ejemplificó con «una rotura que tuvimos en el sistema de internet al campo. Tardamos más de un mes en solucionar lo que normalmente lleva una semana».
En ese marco, y también por la falta de provisión, «estamos diciendo que no a nuevas conexiones. No tenemos los mega suficientes y los proveedores dicen que ellos tampoco los tienen».

Sí a Empatel.
Esta cooperativa ha resuelto sumarse a la Empresa Provincial de Comunicaciones, Empatel. «Es muy importante, tanto sumarse como trabajar en conjunto en un proyecto beneficioso para todos y una suerte para las cooperativas tener la invitación del gobierno», dijo Alderete.
Afirmó que ya han tomado las previsiones legales del caso mientras siguen adelante con gestiones para mejorar los tendidos eléctricos en la localidad, una obra vital para disponer de los soportes para ir por la red interna de fibra óptica, un «sueño» de la entidad.
«Eso también esta demorado por la pandemia. Tenemos el apoyo del APE y del intendente municipal (Rubén Müller) que encabeza esas gestiones», amplió, informando además que «la necesidad está en reemplazar y reubicar columnas. Una vez que eso esté listo por ahí podremos tirar la fibra óptica».
En ese sentido indicó: «Nos hemos estado informando y sabemos que hoy hay múltiples líneas de financiación de parte del gobierno nacional. Sabemos que en pueblos como el nuestro el sector privado no vendrá a invertir en una obra como esa, pero por otro lado justamente chocamos en que acá, como hay prestadores privados, los escollos son mayores».

Demoras.
La gestión por los nuevos tendidos y las tareas habituales están siendo presa de las vicisitudes de la pandemia. «A las gestiones tenemos que sumar que por las medidas sanitarias se trabaja a otro ritmo, respetando protocolos. Pero para lo común nos estamos arreglando bien. Además con el congelamiento tarifario y el crecimiento de la morosidad no hay muchos recursos disponibles para inversiones», sostuvo el dirigente.
Aseguró que «con los aportes del gobierno hemos podido ir equilibrando números, pero nos preocupa el crecimiento de las deudas de mucha gente que no comprende que más tarde tendrá que pagar. Hay muchos con dificultades que aún así han venido y hemos establecido planes de pago, pero otros que se van a encontrar con cifras muy importantes y vendrán los problemas», finalizó.

Una situación similar en Riglos
En Miguel Riglos, la cooperativa de servicios públicos también debió frenar la mudanza de usuarios de internet del sistema inalámbrico a la red de fibra óptica, por la misma razón que en Alpachiri, la falta de provisión.
Fabiana García, gerenta de la entidad, confirmó que «de cincuenta usuarios que tenemos para pasar a la fibra, pudimos hacerlo solo con veinte. No hay más capacidad y Aguas del Colorado nos ha dicho que no nos puede vender más». Precisó que «no solo Aguas, todos los proveedores están igual, la demanda ha crecido y no hay ancho de banda disponible para nadie».
Esta cooperativa tiene avanzada la obra de la red de fibra óptica y está en la tarea de mudar a sus usuarios a esa tecnología, ahora con este freno. Además, confirmó García, «volvimos a los trámites para lograr nuestra licencia, que antes habíamos postergado. Pero para pensar en otro servicio (TV por cable u otra alternativa) habrá que esperar no sólo a tener la licencia sino a disponer de cantidad y calidad de internet».