Alpargatas echó a 73 trabajadores

LA EMPRESA REEMPLAZA SU PRODUCCION CON IMPORTACION

Nerio Medina, ayer poco antes del mediodía, visiblemente acongojado, dijo que desde la primera hora del día se venían produciendo despidos en la planta de Alpargatas, en el Parque Industrial capitalino.
“La empresa no cumplió con lo prometido, de no realizar despidos, y los concretó con 73 operarios que tienen menos antigüedad, para pagarles menos de indemnización”, expresó el gremialista.
Medina recordó que el martes “se habló con el gobierno provincial para tratar de frenar lo que está sucediendo, pero por lo visto la empresa ya lo tenía decidido y están llegando telegramas de despido a personal de todas las plantas en el país”.
Los 73 despidos son sin causa, con pagos indemnizatorios totales y fundamentalmente dirigidos a los de menos antigüedad.
“Esto nos produce una gran tristeza y angustia, es un momento desesperante y triste donde uno por uno los empleados son llamados para avisarles que esperen en sus casas que llegue el telegrama de despido, con el argumento de que no hay ventas y que por eso se debe reestructurar al personal”, dijo el dirigente a Radio Noticias.
La planta local se quedará ahora con un plantel de alrededor de 200 operarios, tras los despidos y los 40 retiros voluntarios. Hasta la semana pasada, las autoridades mantenían una producción normal, aunque advertían que se incrementaba el stock ante la falta de ventas; ahora dicen que la actividad se reducirá a la mitad.

Gobierno.
Medina dijo que este martes se reunió con el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, y que éste le informó que estaba conversando con la empresa sobre la posibilidad de implementar un plan por el que en la medida que vayan saliendo vacantes en el Estado, se sumaran los desocupados de Alpargatas.
La AOT, por su parte, planteó como alternativas que se redujeran los horarios de producción y con menos días de trabajo, “pero no las tomaron”, remarcó Medina.
“¿Por qué no les mandaron el telegrama a todos y evitaban esta situación humillante de ser anoticiados en Gerencia y tener que esperar en sus domicilios que llegue esa comunicación? Los sacan como ganado, es algo aberrante”, añadió.

“No podemos absorber trabajadores”
El subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, consideró que ayer fue “un día triste” ante los despidos en Alpargatas de 73 operarios. “Veníamos hablando con el gremio (AOT), que a su vez conversaba con la empresa, pero ya desde diciembre veíamos este final”, le dijo a Radio Noticias.
“La empresa buscaba tener 90 retiros voluntarios y solo consiguió 30, por eso estamos hablando de estos 73 despedidos”, acotó el funcionario.
“El martes estuvimos con los encargados de la firma con el fin de intentar minimizar el impacto de este tipo de medidas y me plantearon que planificaban una producción menor a la que tienen”.
“Les dije que si debía viajar a Buenos Aires para hacer una gestión, que establecieran un compás de espera, pero esta mañana (por ayer) se nos notificó sobre los despidos y que la planta quedará con solo 120 operarios”.
Sobre la posibilidad de que sea el Estado pampeano el que absorba a los expulsados de Alpargatas, el subsecretario afirmó: “Alentar esa posibilidad sería generar una expectativa que no manejamos, no podemos absorber trabajadores del sector privado en este tiempo y esto se lo dijimos a los gremialistas”.
“Quiero ser claro, vamos a acompañar a los despedidos, pero estamos con otra problemática: resulta difícil contactarse con el Ministerio de Trabajo Nacional para saber si inició un concurso preventivo de crisis o negociaciones de subsidios nacionales”.
Pedehontaá aclaró que a diferencia de lo ocurrido con Calzar, a comienzos de este siglo, ahora la firma Alpargatas paga las indemnizaciones, lo que limita nuestro accionar. No se puede discutir el despido si se cumple con la ley”.
Los despidos también se produjeron en las plantas de la empresa en Catamarca, Corrientes, Tucumán y Chaco. “Los despidos llegaron más tarde a Santa Rosa, pero es algo general en todo el país, no he hablado con mis pares bonaerenses para saber qué pasa en Florencio Varela y tengo entendido que cerró en La Rioja”.
El subsecretario indicó que a nivel de las provincias afectadas hubo un intento de actuar al unísono y demandar una respuesta del gobierno nacional. “Pero esto se inscribe en la política que lleva adelante el gobierno que considera al trabajo como una mercancía y para la empresa (Alpargatas) que es brasileña, no tiene sensibilidad social, solo analiza sus costos”, cuestionó el titular de Trabajo.

Más complicaciones
La empresa Alpargatas despidió a ocho operarios en su fábrica de la ciudad correntina de Bella Vista y hay casi 470 trabajadores en vilo por la compleja situación de la compañía, que opera al 40% de su capacidad instalada. La situación que se vive es muy parecida a la registrada en Santa Rosa.
El secretario general de la Asociación Obrera Textil local, Raúl Esquivel, confirmó que la fábrica atraviesa complicaciones productivas por la caída de la demanda en el mercado interno y por la apertura de importaciones.
“Si sigue ésta política comercial, la industria textil argentina tiene destino de muerte”, aseveró el representante gremial de los 470 operarios que trabajan en la planta ubicada en una ciudad de 40.000 habitantes, ubicada al sur de la capital provincial.
La planta está emplazada en el kilómetro 50 de la Ruta Provincial 27 y se encuentra operando al 40 por ciento de su capacidad instalada, informaron los operarios.
Roberto Vandecaveye, delegado gremial en Bella Vista, señaló que la compañía “tiene los depósitos saturados de stock porque no se vende y todo se debe a la apertura indiscriminada de las importaciones”.
El gremio llegó a un acuerdo con la empresa “para que, en los días de suspensión, se abone a los trabajadores un monto fijo del 70 por ciento del valor de la jornada laboral y las cargas sociales”.

Derrumbe de ventas.
Por su parte, Luis Salado, delegado gremial en la planta de Alpargatas en Tucumán, dijo que la preocupación de los trabajadores está focalizada en que las ventas de la firma se derrumbaron en los últimos dos años.
“Nos atemoriza la falta de venta y la competencia desleal a raíz de la importación, que aumentó muy fuerte en el primer trimestre del año, lo que obliga a frenar la producción”, agregó el representante gremial.
Según Salado, “se está trabajando con el 55 por ciento de la capacidad instalada de la fábrica de Tucumán, que cuenta con 1.350 trabajadores que producen calzados para la empresa Topper, en tela y cuero”.
En Tucumán, la planta tucumana de la empresa Alpargatas se encuentra ubicada en el kilómetro 725 de la ruta nacional 38, a la altura de la ciudad de Aguilares, en el sur de la provincia.