Inicio La Pampa Alumnos de La Pampa, de los mejores en Naturales

Alumnos de La Pampa, de los mejores en Naturales

APRENDER

Los alumnos y alumnas de sexto grado de La Pampa están entre los de mejor rendimiento a nivel país en cuanto a Ciencias Naturales. La afirmación surge de un informe del Observatorio Argentinos por la Educación en base a los resultados de las pruebas «Aprender 2017».
La Pampa figura segunda en ese ranking educativo, con un 76,9 por ciento de desempeño positivo, solo detrás de Ciudad de Buenos Aires (79,3 %), y por delante de Córdoba (75,7 %) en lo que es el podio a nivel país. En el otro extremo se encuentran Chaco, Santiago del Estero y Catamarca (55,5 %, 56 % y 57,7 %; respectivamente).
Los datos surgen de un nuevo informe del Observatorio Argentinos por la Educación, realizado por la bióloga y doctora en Educación Melina Furman. El documento analiza los resultados que surgen de la prueba «Aprender 2017», en la que se midió los conocimientos en Ciencias Naturales que tienen los alumnos de sexto grado de la primaria de todo el país. La prueba fue censal, es decir, que fue tomada a todos los estudiantes de ese grado, más allá de que algunos no contestaron, según publicó el diario Clarín.
El examen dividió los desempeños de los alumnos en cuatro categorías de resultados: avanzado, satisfactorio, básico y por debajo del básico. Sumando todo el país, el 67,5% de los alumnos estuvo entre satisfactorio y avanzado y el 32,5% en básico y por debajo del básico.
Otro dato es que en el nivel socioeconómico de las familias, en el estrato alto el 82,3% de los chicos tuvo buenos resultados, en el medio 68,1% y en el bajo apenas 52%, poco más de la mitad. Algo similar sucede si se compara los resultados de los alumnos de escuelas públicas (61,5% de buenos resultados) contra privadas (83,7%), según el matutino.
LA ARENA había publicado los resultados del «Aprender 2017», pero la novedad ahora es el desagregado que realiza el mencionado Observatorio. Esta es la segunda vez que se mide el conocimiento científico de los chicos en una prueba nacional. La anterior había sido en 2000. En pruebas internacionales, como PISA o Timss, los resultados habían mostrado desempeños muchos más bajos. Una reciente investigación, publicada por la misma Furman y otros expertos de la Universidad de San Andrés, había mostrado que en las escuelas públicas porteñas se dictan pocas horas de ciencia y con un bajo nivel de exigencia. El estudio encontró que hay apenas 1,75 horas de clase semanales en promedio frente a las 4 horas estipuladas. Además, el 81% de las actividades que se plantean en el aula promueven «capacidades de pensamiento de orden inferior» de los chicos. En pocas palabras, poco razonamiento y pensamiento científico y mucha memorización y conocimientos «enciclopedistas».