Inicio La Pampa Ambientalistas mendocinos piden acuerdo con La Pampa

Ambientalistas mendocinos piden acuerdo con La Pampa

RIO ATUEL

Ambientalistas mendocinos, enmarcados en la Asambleas Mendocinas por el Agua Pura, quieren discutir con el gobernador Rodolfo Suárez distintas situaciones ecológicas, entre ellas reclaman la «restitución del agua a La Pampa». Fue a través de un comunicado visualizado por las redes sociales y que, además, fue enviado al mandatario provincial en las últimas horas del 2019, donde le reclaman el diálogo para abordar diferentes temas. Resaltaron que el impedimento de la modificación de la ley 7722 fue un triunfo de la lucha popular en la calle, contra un proyecto de Suárez y 65 legisladoras y legisladores montado a espaldas del pueblo.
El texto, que fue encabezado por el lema: «somos el río que rebalsó su cauce», fue elaborado por las Asambleas Mendocinas por el Agua Pura (Ampap), que es una conjunción de asambleas que defienden este vital elemento; y que existen en la mayoría de los Departamentos de Mendoza. Se trata de grupos abiertos, sin dirigentes, donde todas las opiniones valen lo mismo. En los últimos tiempos, estas entidades se unieron en la defensa de la 7722 con la Coordinadora por el Agua y los Bienes Comunes, quien organizó las históricas actividades de protesta y reclamo.

Conservación total.
Los ambientalistas definieron su lucha. «Nos sabemos agua y amamos la cordillera. Por eso exigimos la conservación intacta de nuestras montañas, que en sus vertientes albergan glaciares, nieves, fauna, flora, y son, todavía y pese a la historia oficial, hogar de nuestros hermanos originarios. Denunciamos la violencia patriarcal del modelo extractivista. Celebramos la gran participación de jóvenes, que defienden el agua pura, cada vez más escasa, cada vez más presente en sus reivindicaciones y esperanzas», resaltaron.
También extendieron su apoyo a ecologistas chubutenses que por estas horas enfrentan una situación similar. «Estamos juntos, codo a codo, con el pueblo de Chubut en lucha defendiendo su 5001, hermana mayor de nuestra 7722, porque la sabemos nuestra lucha», sostuvieron.
En su texto marcaron exigencias a lo que definen como «la casta política» que obedece a poderosos intereses económicos. Una, la derogación de la ley 9209, norma que modificaba la 7722 y autorizaba el uso de contaminantes para extracción minera, ya fue aceptada.
Pero en la misma misiva piden a Suárez que baje el proyecto megaminero San Jorge, y que establezca como área protegida a Uspallata-Polvaredas, que protegerá toda la cuenca del Río Mendoza. En el mismo sentido que se declare a Mendoza provincia libre de Fracking, lo que, recordaron, fue apoyado por más de cien mil firmas.
Otro punto planteado es el rechazo de toda zonificación o departamentalización para la minería metalífera (cuestión que reclama un sector de Malargüe), pues el agua en su flujo no conoce de límites administrativos. «Si se concretara el proyecto San Jorge en Uspallata, pondría en riesgo a toda la cuenca del río Mendoza aguas abajo, y los proyectos en Malargüe comprometerían a San Rafael, General Alvear y las provincias de La Pampa, Río Negro y el extremo sur de Buenos Aires», advirtieron.

Restitución del Atuel.
Los asambleístas tienen un paquete de temas que quieren hablar con el Gobierno Provincial. Sorpresivamente en su discusión incluyeron la disputa entre La Pampa con Mendoza por las cuencas de los ríos Atuel y Desagüadero.
«Estamos dispuestos a dialogar sobre estos proyectos, y sobre emergencia climática, energías renovables, prácticas agroecológicas y devolución de cauces privados, restitución del agua a Huanacache y a que se llegue a concretar acuerdos justos con los hermanos de La Pampa. Queremos una política ambiental seria», concluyeron.