Inicio La Pampa Ambiente soltará maras y guanacos

Ambiente soltará maras y guanacos

EN PARQUE LURO

Con la premisa de recuperar especies nativas en el territorio pampeano, la Subsecretaría de Ambiente concretará una nueva reintroducción en nuestra provincia de un grupo de doce guanacos, precisamente, en el Parque Luro. Además, en las próximas semanas, el gobierno soltará también en la reserva provincial a un grupo de maras, una especie que también era autóctona de la zona.
La novedad fue confirmada a LA ARENA por Alejandro Calderón, técnico de la Subsecretaria Ambiente, quien es uno de los encargados del proyecto Reintroducción del Guanaco (Lama guanicoe) en las Reservas Provinciales «Parque Luro» y «Pichi Mahuida», que se inició en el año 2017 con el fin de que esta especie vuelva habitar en ambas reservas naturales.
Según precisó el Calderón, en esta ocasión se soltarán doce individuos que se sumaran a los quince que ya fueron reintroducidos hace dos años en el Parque Luro. «El lunes (por hoy) vamos a ir al campo donde están, le vamos a colocar los collares de radiofrecuencia, los chips, con la gente de Fauna y para poder largaros», señaló al respecto.
El técnico indicó que esta segunda etapa corresponde a otro de los fines del proyecto, el cuan señala que una vez que se ha logrado la reinserción de un primer grupo, un segundo paso era introducir una nueva camada. «Esto sirve para potenciar la población que ya se encuentra en la reserva. Entonces pudimos conseguir de un coto de caza en Quehué otros doce guanacos para que queden en Parque Luro y si podemos conseguir más, la próxima suelta se hace en Pichi Mahuida», explicó.
Y agregó: «La elección de traer los animales de lugares cercanos es para que el animal logre adaptarse más rápido, se pueden traer de otros puntos más lejanos pero no es tan conveniente».

Investigación y maras.
Otra de las caras de este programa de fauna recae en la investigación y es por este motivo que se le colocaran a los guanacos collares con radiofrecuencia y microchips que permitirá monitorear sus comportamientos diariamente. «Se puede ver dónde están, los grupos que forman, ver dónde están las hembras y los machos», especificó en ese sentido Calderón, quien además afirmó que para esta tarea también reciben la colaboración de la Dirección de Recursos Naturales.
Ahora, con la intención de recuperar también otras especies que varias décadas atrás habitaban la zona, también soltarán en el Parque Luro a un grupo de maras. Aunque aún no hay fecha definida, desde la Subsecretaría de Ambiente afirman que será «en las próximas semanas».
«Con el tema de las maras, está bastante avanzado, estamos terminando de arreglar los papeles con la persona que nos va a dar los individuos, son 40 aproximadamente, y las vamos a largar en el Parque Luro. Pero eso va a ser en estos días», adelantó Calderón.
La introducción y expansión de especies exóticas en la región central de Argentina, produjo una fuerte disminución en número de las poblaciones de dos grandes especies de herbívoros nativos, el guanaco (Lama guanicoe) y el venado de las pampas (Ozotoceros bezoarticus). Aunque las principales causas de esta disminución están vinculadas a la caza ilegal y a la pérdida de hábitats.
Es por esta razón que el Gobierno provincial inició en 2017 el proyecto de reintroducción de guanacos ya que, según indicó el técnico, «en La Pampa quedaban pocos especimenes y en parques y áreas protegidas directamente no había. Por eso comenzamos en Pichi Mahuida y en Parque Luro, donde trajimos 15 y 15 ese año».
Esa primera camada de animales logró adaptarse a la reserva y uno de los indicios para hacer esta afirmación es que ya han tenido crías. «Ahora en Parque Luro hay dos grupos, uno cerca de las parrillas y otro más alejado», celebró Calderón.

Después de 30 años
El guanaco es el herbívoro nativo más grande con que cuenta la provincia, extinguido de Parque Luro hace unos 30 años y fue una especie abundante en los pastizales de médanos característicos de la zona de caldenal. Aunque en la actualidad ha desaparecido en gran parte de la provincia y las poblaciones remanentes presentan una importante disminución de individuos. La población actual más importante es la del Parque Nacional Lihué Calel.
Inicialmente se introdujeron 30 individuos, divididos en 3 grupos, que fueron distribuidos en las áreas de pastizal que fueron restauradas para dicho motivo.
La intención de los proyectos de reintroducción es contar con una muestra que realmente represente al ecosistema que se quiere proteger, en este caso el bosque de caldén presente en la reserva provincial Parque Luro, incluyendo a sus especies nativas más emblemáticas o con mayores problemas de conservación.