Inicio La Pampa Amplían medidas restrictivas a ex pareja de Romina Regis

Amplían medidas restrictivas a ex pareja de Romina Regis

EL IMPUTADO PERMANECE DETENIDO CON PRISION DOMICILIARIA

(General Pico) – El juez de ejecución penal de la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia, Mauricio Pascual, le amplió las medidas restrictivas a José Luis Soto, que está imputado por el cargo de «amenazas simples» en perjuicio de su ex pareja, la docente Romina Regis, de la localidad de Caleufú. Además, se declaró incompetente y le trasladó la causa al juez de control, Alejandro Gilardenghi.
Ayer a la mañana, en los Tribunales de esta ciudad, el magistrado coordinó una audiencia de multipropósito a partir de la nueva denuncia que radicó la damnificada contra el hombre que el último lunes cumplió con la pena de un año de prisión efectiva, tras haber sido encontrado culpable del cargo de amenazas agravadas por el uso de arma.
Pascual le mantuvo al imputado la orden genérica de prohibición de acercamiento y contacto con la víctima y le amplió esa medida a las hijas menores de ella, hasta tanto se autorice un régimen comunicacional. También le dio intervención al equipo técnico del Poder Judicial e incorporó los informes sociales que la Secretaria de la Mujer y la Dirección de Prevención y Asistencia a la Violencia Familiar, sobre la situación actual de la denunciante, que deberán ser actualizados cada 15 días.
De la audiencia también participó Liliana Robledo, titular de la Secretaría de la Mujer del Gobierno pampeano, la abogada Silvana Abraham, y demás funcionarias provinciales. Como querellante particular, en nombre de la víctima, estuvo Cristina Salvadori.
La audiencia multipropósito fue dispuesta por Pascual, debido a que el viernes pasado había dictado una serie de medidas de seguridad preventivas contra Soto, previstas por la ley 26485 de Protección Integral a las Mujeres, y estaba obligado a convocar a esa diligencia en un plazo no mayor a las 48 horas. El viernes pasado, se dispuso entregarle un botón antipánico a la damnificada y se le asignó custodia policial por 90 días.

Causa.
En la audiencia de ayer, Pascual se declaró incompetente en la nueva causa que se le abrió a Soto, dado que como juez de Ejecución Penal sólo está a cargo del control del cumplimiento de las penas, y en el legajo anterior, yo la cumplió la condena el lunes de esta semana. Por ello, se declaró incompetente en razón de la materia y le giró la causa por amenazas simples al juez Gilardenghi.
El viernes pasado, el juez de control Diego Ambrogetti (subrogando a Gilardenghi) le formalizó a Soto la Investigación Fiscal Preparatoria por el cargo de amenazas simples y le dictó la prisión preventiva por el plazo de siete días. Sin embargo, el lunes a la tarde, el juez Gilardenghi realizó un reexamen de esta medida de coerción, y dispuso la prisión domiciliaria para el acusado.
La nueva causa se inició a partir de una amenaza de muerte que recibió Regis, de parte de Soto, por intermedio de un tercero. Estos dichos, el imputado los profirió estando encerrado en la cárcel, cumpliendo con la condena anterior.

Condena.
El imputado, quien era el portero de la escuela de Caleufú, fue condenado el 1 de junio de 2020 a un año de prisión efectiva, por los cargos de «amenazas simples» y «amenazas agravadas por el empleo de arma en concurso real». En ese fallo, el juez Gilardenghi le revocó la condicionalidad de una pena anterior de ocho meses de prisión en suspenso y le unificó ambas en una pena única de un año de prisión efectiva.
Esa causa, que también tuvo por víctima a su ex pareja, se resolvió a través de un acuerdo de juicio abreviado presentado por la fiscala Ivana Hernández, el defensor particular Norberto Paesani y el propio imputado. La damnificada, al ser notificada de los alcances del acuerdo, también brindó su consentimiento y pidió ser informada cuando el victimario recuperase la libertad.
Durante el tiempo que cumplió condena, el juez de Ejecución le negó el beneficio de la libertad condicional y la libertad asistida. Por ello, Soto no pudo recuperar la libertad con antelación a la finalización de la condena y cumplió con el año de prisión al que fue condenado en junio pasado. La causa se había iniciado con su detención, el 23 de febrero de 2020.
El próximo viernes habrá un nuevo reexamen en el que se evaluará la detención de Soto.