Foodtrucks: Analizan ordenanza en Santa Rosa

"FOODTRUCK" EN SANTA ROSA

A días de que el Concejo Deliberante de General Pico aprobara la ordenanza que permite la venta de comida en carros (“foodtruck”, en idioma inglés), los ediles santarroseños se abocarán a la tarea de elaborar una norma que faculte la actividad de esos restoranes móviles, fenómeno que alteró el rubro gastronómico en muchas partes del mundo.
No se trata de la simple casilla que expende hamburguesas o panchos, son vehículos autorpropulsados o con remolque, adaptados, que portan la cocina para la cocción, preparación, elaboración y expendio de alimentos y bebidas autorizadas.
Fuentes del cuerpo deliberativo santarroseño remarcaron que uno de los aspectos que generará una discusión es sobre el lugar donde podrán instalarse, si estacionados en la calle o en un sitio sin tránsito vehicular.
En el caso de la ordenanza piquense, se establece que estos carros no podrán instalar a menos de 100 metros de otro local que venda alimentos, que el rodado esté habilitado para transitar, y que podrán vender bebidas analcohólicas, infusiones almacenadas en termos y servidas en envases descartables, bebidas alcohólicas, jugos, ensaladas de frutas, productos panificados y sándwiches (hamburguesas, chorizo, fiambres y embutidos), lácteos, otros cortes cárnicos, papas fritas, pizzas y empanadas, entre otros productos alimenticios de elaboración artesanal.