Analizarán en asamblea un quite de colaboración

MINICUOTAS RIBEIRO

La firma Minicuotas Ribeiro no cumplió ayer con su compromiso de depositar a los empleados el resto de su salario. Les entregó 6.000 pesos más, que se suman a los 8.000 pesos pagados a mediados de semana. En el gremio barajan la posibilidad de un quite de colaboración.
“Está muy complicada la cosa, así que seguramente el lunes estaremos en asamblea”, afirmó ayer el secretario adjunto del Centro Empleados de Comercio, Rodrigo Genoni, al informar cómo había evolucionado la situación en la sucursal santarrseña de la cadena de electrodomésticos.
En el día de ayer, y pese al compromiso asumido, la firma entregó 6.000 pesos más, que sumados a los 8.000 que había depositado unos días antes, suman 14.000 pesos. “Es casi la mitad del sueldo para muchos de ellos”, advirtió el gremialista.
“El lunes vamos a tener una charla con los trabajadores y con el gerente” de la sucursal, además de la audiencia laboral que ha pedido el sindicato.
Genoni mencionó la posibilidad de disponer alguna medida de protesta, como podría ser un quite de colaboración, “para que la empresa sepa que el descontento es grande”, sostuvo el gremialista.
“Los trabajadores le ponen la mejor onda, pero necesitan la plata para comer, para llegar a fin de mes, pagar sus deudas, los servicios, las tasas. Hoy están viviendo de prestado, de sus familiares, o con los adelantos de los cajeros, pero todos sabemos que los adelantos tiene un interés alto”, acotó.
“La situación económica los viene golpeando feo”, había afirmado Genoni el viernes, al confirmar que los 10 trabajadores de la sucursal Santa Rosa solo habían cobrado 8.000 pesos en concepto de anticipo salarial. “No es una situación de Santa Rosa sino de todo el país, en todas las sucursales está ocurriendo lo mismo”, acotó.
Según informó, la empresa está buscando alternativas para salir del cuello de botella financiero en que se encuentra. “Sabemos que están gestionando créditos y viendo la posibilidad de vender algunas propiedades”, detalló. “Esto es realmente preocupante, porque tener que llegar a la descapitalización para pagar los sueldos, nos muestra lo mal que está la economía”, sopesó el gremialista.