Inicio La Pampa Andrea Langhoff encontró a su madre

Andrea Langhoff encontró a su madre

Andrea Langhoff (43) cerrar el círculo de su historia, pudo al fin terminar con un gran interrogante que la agobió desde niña, desde el momento que supo que era adoptada.
Logró hallar la verdad, una verdad contundente.
Andrea descubrió quienes son sus verdaderos padres y que ambos aun viven. Su madre actualmente tiene de 74 años y vive en General Pico mientras que su padre tiene 79 y esta radicado en Córdoba.
En diálogo con Maracó Digital, Langhoff contó su nueva realidad. Descubrió que nació el 14 de septiembre de 1976 y que su madre padecía violencia de genero. Los traumas del pasado le dejaron secuelas hasta el día de hoy. Su padre, del cual se reservó su nombre, vive en Córdoba.
No solo sus padres viven, también descubrió que tiene cuatro hermanos por parte de madre, fruto de la relación entre sus progenitores. Además por parte de padre tiene otras dos hermanas. Una de ellas vive en Pico y es fruto de una relación que tuvo con la mejor amiga de su madre.
Hasta hace poco creía que había nacido en el Hospital centeno pero un familiar directo le confirmo que nació en Clínica Argentina. El doctor Broggi, pediatra que firmó su nacimiento, murió negándole el origen de su verdadera madre.

La verdad.
La creadora de la página de Facebook, «Busco madre biológica La Pampa», tuvo una larga búsqueda en General Pico desde 2003. Recién el 30 de mayo de 2019 recibió el llamado de una mujer que le dio un nombre de pila y una calle para buscar. Esa mujer, que en realidad era integrante de su familia verdadera, no volvió a contestarle mensajes ni llamadas hasta varios meses después, cuando terminó confesándole quien era, dándole fechas y datos precisos sobre su nacimiento.
Esa misma fuente le reveló el calvario que paso su madre, quien la tuvo a Andrea cuando tenía 27 años. A esa edad, ya había tenido cuatro hijos y había quedado viuda. Y luego conoció a otro hombre que había llegado desde Río Negro, quien inició una relación de pareja. Pero con el tiempo la historia de amor se volvió en una vida signada por el maltrato y la violencia.Ante esa realidad, al quedar nuevamente embarazada decidió ocultarlo tras los kilos demás que tenía.
Un mes antes del nacimiento de Andrea, hubo un grave episodio y su padre terminó dejando el hogar. Pero puso como condición llevarse a su hija mayor y fue así. Dejo Pico con la niña de un año y sin saber que su pareja estaba embarazada de Andrea.
Ante la débil condición física y mental de su madre, el pediatra le dijo a la familia que era mejor decirle que su hijo había nacido muerto. Así quedó sellado un pacto de silencio. Una mujer ignoró el nacimiento de su hija y su hermana callo por años la verdad.
Tiempo después, al reencontrarse con una familiar pudo ver fotos del álbum familiar y corroborar sus relatos. Y al ver la foto de su abuela materna puso comprobar admirada que su hija adolescente es idéntica.
Además supo que pese a la radicación en General Pico, la familia de su madre es oriunda de Falucho.

El ADN.
Pese al tiempo que le llevó desandar su camino hasta la verdad, poder asimilarla y sanar heridas del pasado, espero hasta terner plena certeza de su origen. Recién el jueves 23 de enero de 2020 un correo electrónico le confirmó la verdad.
Una vida de angustia e incertidumbre llegaban a su fin con el resultado del ADN solicitado a través del sistema «Family Tree» que se realizó en un banco genético de datos de los Estados Unidos.