Inicio La Pampa Apartan a empleados e iniciarán sumario

Apartan a empleados e iniciarán sumario

GENERAL ACHA: EL EJECUTIVO NO DESCARTA FORMULAR UNA DENUNCIA PENAL POR IRREGULARIDADES EN EL CEMENTERIO

El intendente de esta ciudad, Abel Sabarots, determinó desplazar a tres empleados que prestaban funciones en el cementerio de la localidad. La decisión fue adoptada después de las irregularidades denunciadas por diferentes vecinos, cansados ante los robos y daños registrados en las tumbas de sus familiares.
Fuentes consultadas por este diario informaron que en un principio se resolvió apartar a los trabajadores que se desempeñaban en ese predio municipal, y seguramente se iniciará una investigación administrativa para determinar el grado de responsabilidad de los empleados.
Asimismo se adelantó que para el caso que los sumarios arrojen resultados que permitan sospechar que se produjo alguna conducta prevista por el código penal, también se formulará la correspondiente denuncia para que el ministerio público fiscal investigue lo sucedido.

Paciencia.
Desde el Ejecutivo municipal se reconoció la existencia de diferentes irregularidades, pero se pidió paciencia porque es uno de los temas sobre los cuales la gestión de Abel Sabarots sabe que debe dar respuestas urgentes. No obstante ello, también se recordó que hace menos de dos meses que están a cargo de la municipalidad, y aún quedan problemas por resolverse.
El robo de un extractor de aire de una tumba desató el enojo de una vecina de General Acha que, a través de las redes sociales, denunció las situaciones irregulares y dolorosas que deben padecer quienes visitan en el lugar a sus fallecidos.
Mediante un mensaje de voz de Whatsapp, la mujer compartió su angustia y su dolor con un grupo importante de personas de Acha, mensaje que luego se multiplicó, y anunció que presentaría una denuncia concreta de su caso por lo que pidió apoyo a sus vecinos. LA ARENA, que oportunamente tuvo acceso al mensaje, pudo constatar de boca de otros achenses, que la situación en el cementerio no es buena desde hace tiempo y, como es de dominio público, incluso se han suscitado casos que cobraron notoriedad pública.
De todas formas, desde la municipalidad aseguran que por el momento solo hubo reclamos vía redes sociales, debido a que ninguna persona se hizo presente para realizar una presentación sobre el tema.

Mejoras.
Por otra parte desde la comuna se informó que ya se está trabajando en la elaboración de un plan de tareas tendientes a mejorar las condiciones del predio donde se sitúa el cementerio, al sureste de la ciudad.
En ese sentido se señaló que la idea es comenzar a realizar distintas mejoras en aquellos espacios comunes del lugar, que más allá que ya se aclaró que demandará un tiempo prudencial, de forma paulatina se mejorarán las condiciones.
Haciéndose eco del reclamo de la vecina, que tomó trascendencia a partir de la publicación hecha por este medio, las autoridades municipales tomaron cartas en el asunto, y prometen dar respuestas concretas para impedir que este tipo de hechos vuelvan a registrarse en un espacio tan sensible para todos.
El reclamo efectuado por la vecina dejó en evidencia las irregularidades que vienen produciéndose en el Cementerio. Todo, a partir de acciones u omisiones de al menos parte del personal que trabaja en el lugar, especialmente por la noche. El robo en tumbas, nichos y panteones, el mal estado general y el pedido de dinero por parte de algunos para realizar tareas por las que reciben un sueldo, serían la constante.

Reclamo.
La mujer damnificada relató que concurre al cementerio en forma semanal ya que atraviesa la dolorosa situación de haber perdido a dos de sus hijos. Dijo que lo hace habitualmente todos los domingos, pero en los últimos días reiteró la presencia ya que fue a recibir «material de construcción que me llevaron para hacer un panteón».
«Habitualmente me encuentro con faltantes, cosas rotas y desaparecidas, pero esta vez fue peor, me robaron el extractor de aire del nicho», sostuvo.
Contó que por lo general «nadie se hace responsable, especialmente los serenos que nunca saben nada de lo que pasa». Al llegar «no encontraba el nicho, me guiaba por la salida del extractor. Lo comenté con mi hijo y no estábamos desorientados, pasó que muy prolijamente cortaron el caño y se robaron el extractor».
«Me pregunto qué tengo qué hacer, estoy cansada de quejarme y protestar por los serenos», siguió y con la voz quebrada reveló que «en la recorrida vimos que de otro nicho un féretro está perdiendo y el líquido sale y ellos no lo ven, no hacen nada».
«Les juro que estoy tan dolida… nunca me imaginé que tras el dolor de perder un hijo tenemos que sufrir estas situaciones, encontrarnos con estas cosas cuando vamos a visitar su tumba», indicó y pidió que cuando «lleve la nota a la municipalidad, como corresponde, ustedes me den una mano. Es muy doloroso lo que está pasando con nuestros muertos».