Inicio La Pampa Apedrearon la casa de un intendente

Apedrearon la casa de un intendente

VIOLENTA PROTESTA DE DESOCUPADOS EN 25 DE MAYO

Una marcha de protesta protagonizada por desocupados terminó con violencia en 25 de Mayo, cuando una caravana apedreó la casa del intendente Abel Abeldaño. Fue un coletazo de los piquetes desarrollados un día antes por el mismo grupo y que finalizó cuando varios vecinos y vecinas fueron desalojados y demorados por orden de la fiscal Eugenia Bolzan. Un grupo de 14 varones debieron permanecer en la comisaría hasta la mañana de ayer.
Durante la madrugada del miércoles, un grupo de desocupados autoconvocados montó cuatro piquetes que impedían el acceso de vehículos y personas a las áreas petroleras a. Los manifestantes, en su gran mayoría protagonistas de otros cortes similares a finales de abril, resolvieron protestar ante la falta de cumplimiento de supuestas promesas realizadas por el delegado Relaciones Laborales, Lucas Baudino, y el viceintendente Luis Oga, mientras estaba a cargo del Ejecutivo.
Aproximadamente a las 19,30, los cortes de ruta fueron desbaratados y la fiscal Eugenia Bolzan inició una causa de oficio y ordenó el desalojo de los manifestantes mediante la actuación del Grupo Especial. Los efectivos llegaron por la tarde y junto a personal de distintas áreas de la Unidad Regional IV se presentaron en los piquetes donde, mediante el diálogo, lograron que levantaran la medida.
De todos modos, los manifestantes fueron conducidos a la comisaría donde quedaron demorados mientras se instruían causas judiciales. Cuatro mujeres fueron notificadas y liberadas, pero catorce hombres debieron permanecer hasta ayer. Por tal motivo, en la noche del miércoles, familiares se manifestaron frente a la sede policial.

Jornada violenta.
La actitud de protesta continuó ayer durante todo el día. Hubo manifestaciones frente a la Fiscalía y el Concejo Deliberante, donde el presidente del cuerpo Luis Oga, dialogó con vecinas y vecinos.
Inesperadamente, cerca de las 19, se produjo una nueva manifestación de los desocupados y allegados que los apoyan, quienes conformaron una caravana. Fuentes cercanas al episodio revelaron que más de veinte vehículos se congregaron frente a la sede comunal gritando sus consignas, y luego iniciaron un raid con escarches frente a las viviendas de funcionarios a quienes responsabilizan por no tener empleo.
Primero «visitaron» la casa de Baudino (Relaciones Laborales) y luego llegaron hasta el domicilio del secretario de Gobierno, Ricardo Poyo. Finalmente, se presentaron en la casa del intendente Abel Abeldaño donde, no solo profirieron insultos y airados reclamos, también arrojaron piedras que alcanzaron a producir diversos daños. El intendente radicó una denuncia en la comisaría, cuyos responsables respondieron «estamos realizando las actuaciones del caso» cuando fueron consultados sobre el incidente.