Inicio La Pampa Aportan $926 millones

Aportan $926 millones

RESIDUOS URBANOS

El Presupuesto Nacional 2021 aportará $ 926 millones para el tratamiento de Residuos Urbanos en La Pampa. El monto corresponde al «Plan Integral de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos» que el gobernador Sergio Ziliotto presentó ante el Ministerio de Ambiente de Nación.
La decisión se enmarca en un programa de financiamiento específico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) del cual el Gobierno Nacional destinará $ 926.359.180 a invertir en nuestra provincia, con carácter de aporte no reintegrable.
Su ejecución tendrá por objetivo la eliminación de basurales a cielo abierto, la clasificación de residuos y la generación de energía.
El proyecto prevé aplicar este programa en 45 localidades de la provincia, comprendiendo 260.000 habitantes, lo que representa el 78% de la población.
Este plan fue presentado por el gobernador Ziliotto el pasado 10 de marzo, oportunidad en la que se contó con la presencia y apoyo del ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Juan Cabandié.

Eliminación de basurales.
El principal objetivo del Gobierno de La Pampa es eliminar los basurales a cielo abierto, técnica antigua pero de práctica habitual en nuestro país. Está probado que su inadecuado tratamiento pone en riesgo salud de las personas y la sustentabilidad del ambiente.
En este contexto, el proyecto «Girsu» (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) propone desarrollar «un sistema de gestión teniendo como premisa la sustentabilidad del ambiente y contribuyendo a la promoción del desarrollo social, económico y financiero armónico de todo el territorio de provincial».
«Vale tener en cuenta que cada pampeano genera aproximadamente 900 gramos de basura por día. El enorme volumen de residuos requiere del compromiso de todos los pampeanos para avanzar en soluciones definitivas a un problema que, de no abordarse con celeridad e integralmente, corre el grave riesgo de transformarse en endémico», según se consigna en el mismo proyecto de gestión.
Las localidades comprendidas en este programa construirán plantas de clasificación de residuos. Así, se destinarán a comercialización tanto los residuos reciclados como la chatarra mientras que los residuos orgánicos se utilizarán para compostaje y los residuos de construcción para relleno.