“Aporte a conservación de aves rapaces”

COLONIA BARON: COMENZO EL VI ENCUENTRO INTERNACIONAL DE CETRERIA

Federico Bruno resaltó “el trabajo conjunto” entre los cetreros y Recursos Naturales para rehabilitar distintas especies y destacó que la cetrería se practica “con mucha seriedad” en La Pampa. Las aves con sus filosos picos se posaron sobre los antebrazos de niños y adultos.
El VI Encuentro Internacional de Cetrería comenzó ayer en Colonia Barón, con la presencia de cetreros de distintas provincias argentinas, que llegaron con sus águilas moras, halcones peregrinos y gavilanes mixtos. Los chilenos no pudieron viajar a causa de las nevadas registradas en la zona cordillerana. Los visitantes permanecerán en esta localidad hasta hoy cuando concluirá la actividad.
En el salón de usos múltiples municipal, el cetrero baronense Arturo Solaro, organizador del evento junto a su esposa Alicia Di Cola, les dio la bienvenida a sus colegas durante el acto de apertura, que contó con la presencia de dos representantes de Provincia: el subdirector de Recursos Naturales, Federico Bruno, y el director de Areas Protegidas Para Uso Turístico, Enrique Fuentes. También asistieron la intendenta Sonia Luengo, el diputado nacional Daniel Kroneberger, concejales, autoridades judiciales y policías.
Acompañaron cetreros de Mendoza, Santa Fe, Río Negro, Entre Ríos, Córdoba, Buenos Aires, Misiones más los anfitriones. Luengo entregó a Solaro la resolución 68/18 que declara de interés municipal al encuentro.
La locutora señaló que la cetrería es un arte milenario de caza, que tuvo sus orígenes en Asia y Medio Oriente hace unos 4.000 años y consiste en la captura de presas salvajes en su ambiente natural utilizando aves rapaces entrenadas para ese objetivo. Esta es una actividad reconocida por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
Bruno dijo que Solaro y Di Cola realizan “un gran esfuerzo” año tras año “para que este encuentro sea un éxito”. Luego resaltó “el trabajo conjunto” entre los cetreros y la Dirección de Recursos Naturales, para lograr la conservación de las aves rapaces.

“Mucha seriedad”.
“Esta actividad se está tomando con mucha seriedad en la provincia porque se desarrolla de una manera responsable. Doy fe de ello porque cada vez que nos acercan un ave rapaz lastimada a la Dirección se la enviamos a los cetreros y termina volviendo a su hábitat natural, gracias al esfuerzo que hacen ellos por salvar la vida de esos animales. Es un claro ejemplo de que la cetrería está haciendo un aporte a la conservación y en La Pampa eso es posible gracias al trabajo en conjunto que hacemos con los cetreros”, ponderó.
Luengo transmitió a los cetreros que “a través de ustedes hemos aprendido a conocer esta actividad, que por distintas circunstancias se vio relegada principalmente por el uso de las armas de fuego y desplazada por la caza mayor, pero en los últimos años ha tomado gran relevancia”.
Solaro deseó que estas dos jornadas sirvan para “enseñarles a los más jóvenes a practicar este arte y educar para la conservación de las aves rapaces y sus presas, que sin ellas nuestras aves no serían representativas de la cetrería”.
Dentro del SUM, los cetreros hicieron volar sus parabuteos (gavilanes) concitando el interés de los niños y adultos, que se pusieron guantes para que las aves con sus filosos picos se posaran sobres sus antebrazos. Luego se trasladaron hasta una cancha de fútbol donde hicieron una demostración de vuelo de halcones persiguiendo un señuelo. Tardaron casi 5 segundos en atraparlo.