Inicio La Pampa Apoyo por la estatización del gas y la electricidad

Apoyo por la estatización del gas y la electricidad

SOLO 19% DE LA POBLACION SE OPONE

Los argentinos no ven con malos ojos que los servicios de luz y gas pasen de manos privadas al Estado. Así lo afirmó un informe elaborado por la Consultora CIO, en donde se reveló que gran parte de la población está sumamente preocupada por los constantes y siderales aumentos en las tarifas. Según la encuesta, aquellos que están de acuerdo con la estatización alegan que el Gobierno podrá «bajar los precios» y «controlar mejor».
Apenas el 19% de los argentinos se opone a la estatización de las empresas de luz y gas. El dato corresponde a una encuesta de 1.925 casos elaborada el mes pasado por la consultora CIO a la que accedió el sitio especializado en servicios EconoJournal. Al mismo tiempo, el 60 por ciento de los consultados consideró que la prestación de ambos servicios mejoró durante los últimos tres años, pero al tope de sus preocupaciones figuran los aumentos de tarifas.
Es que, según el informe, en los últimos tres años y medio -desde que Nación liberó el precio de las tarifas al valor del mercado- los servicios aumentaron en torno al 2.000%. A su vez, tomando como referencia el dólar actual de 60 pesos, las tarifas de gas deberían aumentar otro 65% en abril, ya sobre una base de comparación muchísimo más alta que en 2016. Esa es la razón principal por la que los usuarios apoyan la estatización o al menos no ven con malos ojos que se avance en esa dirección, precisó el mencionado sitio.

En la mira.
Al desmenuzar las respuestas, en el caso del gas, el 26% está «muy de acuerdo» con estatizar, el 21% «algo de acuerdo» y el 33% respondió «no lo sé», mientras que solo el 19% restante se opuso abiertamente. Entre los que se manifestaron «muy de acuerdo» con estatizar el 24% lo justificó diciendo que vendría bien «para bajar el precio», el 18% dijo que el Estado controla mejor, el 12% que «son recursos del país» y el 10% aseguró que serviría para «mejorar el servicio».
Con respecto a la electricidad, el 27% se mostró «muy de acuerdo» con estatizar, el 20% algo de acuerdo, el 19% «nada de acuerdo» y el 34% dijo no tener claro qué haría. Entre los convencidos, el 30% dijo que estatizar permitiría un «mejor el control estatal», el 17% aseguró que avanzaría en esa dirección porque «son recursos del país», el 14% para «bajar el precio» y apenas el 5% para «mejorar el servicio».

Servicio.
Cuando a los encuestados se les preguntó si el sector vinculado a gas y electricidad mejoró o empeoró en los últimos tres años, fueron mayoría las respuestas los que aseguraron que mejoró, lo que deja todavía más en claro que el malestar se concentra fundamentalmente en la cuestión tarifaria. El 24% aseguró que el servicio de gas y electricidad mejoró mucho, el 36% aseguró que mejoró algo, el 16% dijo que empeoró un poco y el 14% que empeoró mucho, mientras que el 10% respondió que no sabía.
También se les preguntó si el sector energético (gas y electricidad) genera algún impacto negativo en la región donde vive y los precios volvieron a manifestarse como una de las principales preocupaciones. Las cifras revelan hasta dónde golpearon los tarifazos a una población que en los últimos años se empobreció de manera creciente, tomando en cuenta tanto indicadores oficiales como privados.