Inicio La Pampa Aprobaron despacho

Aprobaron despacho

MAPA DE FEMICIDIOS

La Comisión Administrativa y Reglamentaciones del Concejo Deliberante de Santa Rosa aprobó ayer un despacho unánime del proyecto de ordenanza que impulsa la titular del cuerpo, Paula Grotto (Frejupa), que crea el Mapa de Femicidios de la ciudad. La iniciativa tiene como objetivo visibilizar la problemática social de la violencia machista.
En la práctica, se trata de un registro que funcionará como instrumento de política pública local, para que pueda utilizarse con fines pedagógicos y en campañas de prevención sobre la problemática.
Durante la reunión de comisión, estuvo con las concejalas y los concejales la directora de Políticas de Género y Diversidad del municipio, Gabriela Bonavitta, quien se refirió a la necesidad de articular entre todos los organismos del Estado para trabajar por la erradicación de la violencia de género. «Empezar a construir un mapa de femicidios nos va a permitir planificar más y mejor mejores políticas públicas», aseguró.
Además, enumeró los últimos femicidios cometidos en la ciudad de Santa Rosa, nombrando tanto a las víctimas, como a los femicidas, y los barrios donde estos femicidios acontecieron. «Me pareció importante hacer todo este contexto, para darle fuerza al por qué del apoyo de este tipo de proyectos. Contar con estos instrumentos permite la concientización y la sensibilización. Estos femicidios fueron en nuestra ciudad, en los barrios de nuestra ciudad, personas que seguramente conocemos o conocimos», dijo.
«Nuestro objetivo para erradicar los femicidios y para erradicar la violencia de género es reforzar las medidas que el Estado puede tomar en protección de las víctimas de violencia. En ese sentido todos los organismos del Estado tienen algo para hacer, no solamente las áreas específicas de género. Desde ese lugar me parecía importante ponerles nombre, apellido y situarlas y geolocalizarlas en nuestra ciudad.»
José Depetris, del Frejupa, dijo que los datos que presentó la funcionaria eran abrumadores, pero que aun más lo eran porque detrás de cada dato hay una historia de vida. «Es una endemia que como sociedad debemos conocer y debemos trabajar para que no suceda», sostuvo.