Inicio La Pampa Aprobaron la planta de barros

Aprobaron la planta de barros

LA OBRA ESTARA EN PICHI MAHUIDA

Aunque no tuvo la trascendencia del tema Portezuelo del Viento, en su sesión ordinaria del 12 de septiembre el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado aprobó el proyecto pampeano para construir una planta de tratamiento de los barros que se generan en Pichi Mahuida, donde nace el Acueducto del Río Colorado. El proyecto se aprobó por unanimidad y la expectativa es licitar en un mes y medio y empezar la construcción antes de fin de año.
«Esta obra debía ser financiada por Nación, porque así se había comprometido, pero ante la evidencia de que no lo va a hacer, el gobernador (Carlos) Verna decidió que la Provincia va a poner el dinero para construir la planta», recordó el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, al poner el énfasis en que La Pampa lleva a la práctica su defensa del río Colorado.
«Cuando vimos que Nación no mostraba interés en financiar la planta, decidimos adaptar el proyecto y presentar una versión más actualizada, que es la que presentamos al Coirco y se aprobó por unanimidad», detalló el funcionario.
Con el visto buen del comité de cuenca, la Provincia deberá ultimar los detalles y convocar a la licitación para construir la planta de tratamiento. Schlegel se esperanzó con la posibilidad de que antes de fin de año, la obra esté en marcha.
El proyecto, cuya ejecución estará a cargo de la empresa provincial Aguas del Colorado, tendrá un costo final de unos 25 millones de pesos. Su función será realizar un tratamiento a los productos de decantación que deja el proceso de potabilización del agua que se extrae del río, y que ahora se vierten nuevamente al cauce. Si bien estos productos se acumulan en el fondo del cauce y no hay indicios de que generen contaminación, los reclamos de los pobladores de aguas abajo, principalmente la localidad rionegrina de Río Colorado, convencieron a La Pampa de hacer la obra a la brevedad.
Los barros están constituidos por el material sedimentario que lleva el río en suspensión y que le dan su característico tono rojizo -aunque una parte importante queda retenida en Casa de Piedra- y el sulfato de aluminio que se utiliza como floculante.
El proceso que La Pampa propuso y que el Coirco acepto, contempla disecar el material que se deposita en el fondo de las piletas de tratamiento de Pichi Mahuida, y generar un producto sólido y seco. Una alternativa es depositar ese material en un sector ya destinado para ello, y otra, más innovadora, utilizarlo como materia prima para nuevos productos. «Reutilizar ese barro como materia prima para algún tipo de ladrillo», precisó Schlegel.
«Lo que es importante es que La Pampa no se queda en palabras cuando dice que quiere salvaguardar el agua del río Colorado, sino que lo demuestra con acciones como esta», resumió el secretario.

Importante sesión.
La aprobación del proyecto pampeano era la nota sobresaliente de la sesión del 12 de septiembre hasta que el delegado de Río Negro, Daniel Petri, pidió la palabra y dijo que su provincia reclamaba la convocatoria a una audiencia pública nacional para analizar el proyecto Portezuelo del Viento, pedido que, como hizo notar La Pampa, implicaba solicitar un nuevo Estudio de Impacto Ambiental de la obra.
El pedido rionegrino fue aprobado por las otras tres provincias presentes -La Pampa, Buenos Aires y Neuquén- pero no por Mendoza, que llamativamente no estuvo presente en la reunión.