Aprobaron la subdivisión del autódromo

LOS EDILES DEL FREPAM NO VEN OBSTACULOS PARA ESTACION DE SERVICIO

“Tengo el dictamen 17/2016 de la doctora Cheli de la Secretaría de Recursos Hídricos, que está en el expediente municipal sobre el viejo autódromo, que dice que “no hay ningún problema para la subdivisión y que se avance con obras, lo único que debe pedir (la Caja o quien tenga a su cargo el emprendimiento) es un permiso para extraer agua”, señaló el edil Marcos Cuelle (Frepam), minutos antes de la reunión del Concejo realizada a medida mañana de ayer.
Durante el encuentro legislativo, Cuelle hizo hincapié en documentos que marcan una visión distinta a las expresiones periodísticas del secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, sobre la inviabilidad de obras en el predio de la vera de la ruta 5, por encontrarse sobre el acuífero Catriló-Uriburu-Santa Rosa.
“También tengo un informe de la secretaría de Ambiente que no ve ningún inconveniente, que en todo caso tendrá que pedirse un estudio de impacto ambiental a la empresa que se instale en ese predio”, sostuvo el edil radical.
Cuelle dio a conocer una carta del secretario (de Recursos Hídricos, Javier) Schlegel a la Caja Forense en la que dice que él “no entra en contradicción con lo que dice el dictamen 17/2016 y que se puede avanzar (con emprendimientos en el viejo autódromo santarroseño)”.

Estación de servicio, sí.
Cuelle, en la sesión de ayer, destacó que un informe del Departamento de Ordenamiento Urbano de agosto de 2016 dirigido al director de Planeamiento Urbano, sostiene que en el terreno del viejo autódromo “se admite la actividad ‘Estación de Servicio’, no así el rubro ‘Maquinarias agrícolas’ (exposición, venta, nuevos), ni ‘Camiones y tractores (ventas)’. En el caso de la estación de servicio debe tomar intervención la Dirección de Recursos Hídricos de la Administración Provincial del Agua y la Dirección Nacional de Vialidad. La Caja cumplió con lo mencionado y desde Vialidad se le comunicó que no tiene observaciones que formular en lo inherente a la subdivisión propuesta”.
En septiembre de 2016, la asesora letrada de la Secretaría de Recursos Hídricos (Natalia Cheli) declaró ante el pedido de loteo promovido por la caja de abogados, que es “zona de reserva de explotación o extracción de agua subterránea” por encontrarse dentro de los límites del Acuífero Santa Rosa-Anguil.
Cheli indicó que las normas vigentes “sólo prohíben la ejecución de obras de captación de agua subterránea en la zona de reserva sin previa solicitud de la autoridad correspondiente ante el organismo encargado del control técnico del acuífero”.
“Por ende, dicha restricción no constituye una veda absoluta para extraer agua, sino que solo se requiere el permiso o concesión correspondiente para hacerlo sin ir en contravención” de las normas específicas.

Contradicciones.
El concejal Cuelle también citó otra nota del Departamento de Ordenamiento Urbano a la Dirección de Planificación y Proyectos. Allí se indica que “el Código Urbanístico establece para los inmuebles frentistas al Corredor 4 tramo B (donde está el autódromo), el permiso de subdivisión de cuatro hectáreas “previsto para las zonas rurales, pudiéndose reducir a dos hectáreas previo estudio del proyecto a implantar”.
La Caja, en mayo del año pasado, se dirigió a la Secretaría de Ecología de la Provincia dando cuenta de la subdivisión solicitada (de dos hectáreas, como habilitó el Concejo en el día de ayer) para instalar una estación de servicio y “como dicho emprendimiento importa el manejo de hidrocarburos y es generador de residuos peligrosos, corresponde la evaluación de impacto ambiental” de acuerdo a los normado por la Ley 1914.
En mayo de 2017, el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel le informó a la Comisión de Administrativa y Reglamentaciones del Concejo que en la zona del viejo autódromo “deberían preservarse las condiciones naturales del terreno, de manera que no afecten la infiltración y con eso la recarga natural del acuífero, como asimismo debe preservarse ante la posibilidad de contaminación que pudiera generar algún tipo de desarrollo humano sobre suelo y subsuelo”.
La Caja le pidió a Schlegel que aclarara algunas “contradicciones” entre lo dicho por la doctora Cheli y afirmaciones del secretario a la prensa sobre este tema, que era “impensado” instalar una estación o construir un barrio. “No se observan contradicciones”, sostuvo el funcionario provincial en su respuesta.

Mayoría.
Los concejales del Frepam, del PJ (a excepción de Araldo Eleno que se abstuvo de votar por formar parte de la Caja) y de la UCR en Cambiemos, votaron por la afirmativa. La humanista Alba Fernández lo hizo por la negativa y el edil Torres (Pueblo Nuevo) no participó del cónclave.
La posibilidad o no de construir un barrio en el viejo autódromo está vinculada con el Código Urbano vigente en la ciudad de Santa Rosa, donde se remarca que “no se podrán habilitar nuevas subdivisiones hasta tanto se encuentren construidas más del 70% del número total de parcelas integrantes de los distritos de carácter similar y colindantes con el Area Urbana Prioritaria”.
Desde el oficialismo del Concejo se refieren a la posibilidad de una “excepción”, tal como ocurre con los predios donde se encuentran el Club Mac Allister o el hotel La Campiña, donde no se cumple con esa exigencia del 70 por ciento.

Otro caso “sospechoso” en el Butaló
El presidente de la Comisión de Obras Públicas del Concejo Deliberante, el radical Marcos Cuelle, tendió un manto de sospechas respecto de un prestador que fue contratado en forma directa por el municipio durante el año 2014, casi al mismo tiempo en que tuvo lugar la obra de cloacas del barrio Butaló. Cabe recordar que por las supuestas irregularidades ocurridas en esa obra la Justicia Federal de Santa Rosa tiene abierta una causa penal.
En la sesión del CD, Cuelle apuntó contra Hugo Luis Frioni quien, según afirmó, fue contratado sin licitación previa para realizar seis intervenciones de depresión de napas en la calle General Acha, por casi 1,2 millones de pesos. Cuelle aseguró que buscó la constancia de inscripción en AFIP de Frioni y allí dice que realiza una larga lista de actividades de construcción, pero no figura que posea equipos viales para el mantenimiento de red terciaria ni que se dedique a la depresión de napas. “Me resulta sospechoso la cantidad de intervenciones que ha tenido”, sostuvo.