Inicio La Pampa Aprueban renegociar los contratos y así terminar obras públicas

Aprueban renegociar los contratos y así terminar obras públicas

La inestabilidad del tipo de cambio y el crecimiento de la inflación golpea también a la obra pública provincial. Por esto, en Diputados se emitió dictamen favorable ayer para un proyecto de ley de readecuación de los contratos con las empresas constructoras.
Entre las obras en cuestión, serían las más grandes la construcción del Hospital de Alta Complejidad de Santa Rosa que tiene un avance entre el 10 y 20 por ciento, el centro asistencial de 25 de Mayo y el Juzgado de Paz de General Pico.
Para exponer sobre el proyecto oficialista, el ministro de Obras Públicas, Julio Bargero, concurrió a un plenario de comisiones de Asuntos Agrarios y Hacienda y Presupuesto, donde el PJ y el Partido Socialista firmaron despacho favorable y el Frepam y PRO fijarán posición en el recinto.
«Esto tiene que ver con el aumento del dólar que en abril estaba a 20 pesos y hoy está en 40. Las obras se actualizan por un índice que comprende distintos componentes. Algunas están muy atadas al dólar por los insumos y otras no tanto», manifestó el funcionario.
Además, explicó que el inconveniente pasa por la falta de financiamiento de las empresas para seguir las obras. «Tenemos la obligación de sentarnos con las empresas para resolver este problema, y con un adelanto financiero que podemos otorgarle, pueden terminarlas», indicó.
Siguiendo en esa línea, Bargero señaló que «si la empresa no tiene el dinero, no puede seguir la obra» y remarcó que «hay obras que no tienen adelanto financiero. Esto es para las obras de una inversión importante. Es un problema que debe darse en todo el país» por la crisis económica.
Sobre la obra del nuevo Hospital que se construye en cercanías al Lucio Molas en esta capital, Bargero explicó que terminarlo «es un de los intereses más grandes que tenemos porque no se puede hacer si no se saca esta ley».
El diputado radical Carlos Bruno (Frepam) le preguntó a Bargero si las empresas no tienen aprobada la capacidad de factibilidad para realizar las obras, y no depender del Estado. «En las obras chicas es más fácil resolverlo. Pero en las de gran envergadura, la inversión es muy importante, y tiene que ver con la capacidad de la empresa también para cubrir ciertas cuestiones», respondió el ministro, que también cargó contra las altas tasas de interés de los bancos que limitan el financiamiento.
Al ser consultado por Marcela Coli (Frepam) sobre la situación del hospital de 25 de Mayo, el ministro comentó: «Hasta este momento no tenemos problemas. Pero si hubiera problemas un instrumento como este lo resolvería. El estado de avance debe ser entre el 10 y el 20 por ciento porque recién comienza la obra».

La ley.
El proyecto oficialista autoriza al Poder Ejecutivo Provincial a renegociar los contratos de obra pública en ejecución y cuyo avance de obra al 30 de abril de este año sea menor al 70 por ciento, y para los suscriptos luego de esa fecha, siempre y cuando su precio base sea anterior a septiembre.
«La finalidad es resolver los efectos no previstos en las bases y condiciones de los contratos que produce la situación económica, las modificaciones en las modalidades de comercialización de algunos insumos de la obra pública, cuestiones relacionadas con esos insumos y el costo financiero excepcional que esta realidad impone», argumentó el Ejecutivo.
En rigor, se pretende «otorgarle a la Administración Pública Provincial la posibilidad de reestructurar sus recursos a fin de cumplir con los compromisos financieros asumidos, siempre dentro del monto total autorizado por la ley 3144 de presupuesto general 2019».