viernes, 20 septiembre 2019
Inicio La Pampa Apuñalado en Castex

Apuñalado en Castex

Un comerciante castense fue apuñalado en la espalda supuestamente por un menor de edad, y al cierre de esta edición ya se encontraba internado en el Hospital «Gobernador Centeno» de General Pico porque las lesiones requerían atención médica especializada. Los médicos piquenses habrían dispuesto una rápida intervención quirúrgica, porque presentaría «heridas considerables».
La policía de Eduardo Castex indicó que se demoró a un menor de 15 años que supuestamente tendría relación con el hecho, y especularon que la agresión sería producto de un intento de robo. A altas horas de la noche, trascendió que el adolescente habría sido demorado en cercanías de la Terminal de Omnibus local, dado que –presumiblemente– tenía la intención de tomar un colectivo y viajar a Buenos Aires, de donde es oriundo.
El comerciante José Bargas, fue apuñalado después de las 20.15 en su negocio ubicado en el cruce de Diagonal San Martín y calle Rivadavia. Esta es una zona muy transitada porque es uno de los pasos que utilizaban los vecinos que regresan hacia el barrio norte o se dirigen hacia el centro local es más, en cercanías hay dos supermercados que son muy concurridos en ese horario y lindante al comercio funciona un gimnasio.
Las versiones son que el detenido, aunque algunos aseguran que participaron dos personas, ingresó al local con intención de robo. Le clavó un cuchillo -de considerables dimensiones- en la espalda al comerciante, y aparentemente se dio a la fuga. Bargas se cruzó, con el cuchillo clavado en la espalda, a la casa de una familia vecina, para lo cual recorrió más de 40 metros. Allí pidió ayuda e inmediatamente habría caído desvanecido. En la vereda de esta casa se pudo observar la presencia de manchas de sangre, donde los agentes policiales tomaron muestras y
realizaron peritajes.
La familia se comunicó rápidamente con la policía y con el Hospital «Pablo F. Lacoste» para solicitar la presencia de una ambulancia. El agredido fue trasladado al centro asistencial castense, donde arribó consciente, pero con «una importante hemorragia». Los médicos lo
estabilizaron y dispusieron «un inmediato» traslado al hospital Gobernador Centeno de General Pico.

Hipótesis y demorado.
La policía castense demoró a un adolescente que tendría relación con este violento hecho. Algunas versiones aseguraban que actuó acompañado por otra persona; pero esto no fue confirmado -y tampoco desestimado- por los investigadores policiales. «El comercio tiene varias cámaras de seguridad porque precisamente trabaja con sistemas de pagos que generan movimiento económico», indicaron fuentes allegadas al comerciante.
Los investigadores anoche hacían hincapié en la hipótesis del robo seguido de ataque, pero no precisaron si hubo algún faltante en el comercio, y tampoco indicaron si el menor demorado tenía en su poder algún objeto o suma económica que haya sido sustraída en el conocido
comercio castense.
La otra hipótesis que rápidamente circuló en el lugar del hecho, fue la posibilidad que el menor de edad haya actuado “acompañado”. “Aún no tenemos precisiones, pero no se descarta que pudo haber otra persona que haya actuado como campana en cercanías del comercio asaltado”, indicaron fuentes consultadas por esa corresponsalía. “Presumiblemente el menor de edad pretendía dinero para regresar a Buenos Aires, porque sería oriundo de un barrio porteño”, indicaron otros interlocutores. “Aún es todo muy prematuro”, justificaron.