Apuntan a un abogado pampeano

CAUSA POR ENRIQUECIMIENTO AL SENADOR PETROLERO

La Justicia Federal está investigando al senador neuquino Guillermo Pereyra porque sospechan que su permanencia de tres décadas al frente del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa incurrió en enriquecimiento ilícito.
Una de las presunciones se basan en un informe reciente de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) que reveló un entramado de sociedades de la familia y allegados de Pereyra vinculadas con sus actividades en el sindicato y en YPF, allí se nombra al abogado Juan Carlos Marconetto, quien es nativo de Santa Rosa, como una figura clave en el armado de la red de lavado.

Moyano y Macri.
Según el diario La Nación y otros medios de Río Negro y Neuquén, Guillermo Pereyra, nativo de Bowen, Mendoza, entró en el rubro petrolero como changarín a los 29 años en la década de 1970, en una empresa de Neuquén. Hoy, lleva más de 30 años de secretario general del mencionado sindicato.
Pereyra supo tejer relaciones en todo es espectro político y del poder del país. Ha sido un aliado histórico de Hugo Moyano, también fue elogiado por el presidente Mauricio Macri, a quien apoyó en el ballotage del 2015, como un hombre clave para el desarrollo de Vaca Muerta. También es senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino.
Días atrás La Nación publicó que el fiscal federal Carlos Rívolo inició su investigación el año pasado y le pidió al juez Luis Rodríguez una serie de medidas que incluyeron un operativo en las oficinas de YPF para hacerse de documentos. Creen que Pereyra, que durante el kirchnerismo integró el directorio de la compañía petrolera en representación de los trabajadores, pudo haber estado de ambos lados del mostrador. Rívolo investiga acuerdos con diferentes grupos de empresas que -sospecha- obligaron a YPF por servicios nunca prestados, con facturas apócrifas o con sobrefacturación.

Informe del Procelac.
Recientemente el fiscal Rívolo tomó contacto con un informe de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) que reveló un entramado de sociedades de la familia de Pereyra vinculadas con sus actividades en el sindicato y en YPF.
“Se han detectado al menos 13 compañías en las que son accionistas o directivos su ex esposa, Norma Martínez, sus hijos Paola Alejandra, Martín Guillermo y Flavio David y/o sus allegados Juan Carlos Marconetto (asesor legal del gremio) y Estanislao Martín López”, dice el documento firmado por el fiscal general Gabriel Pérez Barberá.
“La evidencia recolectada robustece la sospecha de que el grupo Pereyra-Martínez habría constituido una multiplicidad de sociedades al solo efecto de beneficiarse mediante la obtención irregular de contrataciones”, concluye el informe.

¿Quién es Marconetto?
Dentro del informe del Procelac se menciona al abogado pampeano Juan Carlos Marconetto. Su figura luce como importante en el entramado de las acciones irregulares que le endilgan a Pereyra y a sus familiares y allegados.
Marconetto es un abogado de 65 años nacido en Santa Rosa en el seno de una conocida familia. Cursó aquí sus estudios primarios y secundarios, y tras recibir su título recaló en la ciudad de Neuquén a fines de los ’70. Ahí se relacionó con Pereyra y es desde hace mucho el asesor legal del sindicato petrolero.
El pampeano, quien comparte con Pereyra su militancia en el Movimiento Popular Neuquino, del que fue diputado, es empleado del Sindicato donde lleva adelante el asesoramiento jurídico. Fue presidente de la empresa constructora Comasa S.A., que, entre otras obras apuntadas desde el sindicato que conduce Pereyra, edificó el monumental edificio de la Mutual, como también el Club Petroleros Privados de Huincul y la Clínica Sindical petrolera de Catriel, entre otras obras.
Otro dato más que lo relaciona con el senador es que en el domicilio de esa constructora, en Rivadavia 635 de Neuquén, está también la sede de radio Cumbre y de Tarjetas Máxima, en las que Marconetto aparece como co-titular y que se han señalado como próximas a Pereyra. También está en el piso segundo de ese edificio el estudio jurídico del abogado.