Apuntan al Molas por nacimientos en la Dictadura

ADOPCIONES ILEGALES

(Eduardo Castex) – En el Juzgado Federal de Santa Rosa se radicaron denuncias por adopciones ilegales de bebés que habrían nacido en el Hospital Lucio Molas de Santa Rosa durante las décadas del 70 y 80, coincidiendo con el lapso que se extendió la última dictadura militar. “Surgieron dos denuncias más que se presentaron en diciembre y marzo, y se están preparando dos más para presentar en los próximos días. Estos casos son iguales a los nuestros que se cometieron en General Pico, pero estos casos ocurrieron en el Molas”, reveló ayer el castense Gastón Sevillano.
Las denuncias serían de “bebés adoptados que tienen las mismas partidas (de nacimiento) truchas como las nuestras, y ahí figuran sus padres adoptivos como biológicos y no conocen su verdadera identidad”, detalló.
Sevillano integra el grupo de personas que fueron apropiados ilegalmente cuando nacieron en centros de Salud de General Pico, por una supuesta organización mafiosa donde estarían involucrados médicos y funcionarios judiciales pampeanos. Los bebés generalmente eran de madres solteras o familias humildes que eran entregados en adopción en dudosas circunstancias a otras familias, quienes mayoritariamente tenían buen pasar económico.
Hubo casos de personas que lograron reencontrarse con sus padres biológicos, y otros continúan esperando respuestas de la Justicia. Actualmente existen más de una decena de denuncias de hechos ocurridos en General Pico que pasaron para su investigación al Juzgado Federal de Santa Rosa.
La novedad más saliente fue que ahora surgieron los primeros casos denunciados en Santa Rosa. “Los denunciados son médicos que trabajaron en el Hospital Lucio Molas. Hay cuatro nombres de médicos y tres nombres de parteras que se repiten. Hay dos casos que son residentes en Santa Rosa y otra chica vive ahora en Neuquén. Estos casos ocurrieron entre 1976 y 1981, pero hay un caso aislado que habría ocurrido en el año 1987”, relató Sevillano.
El grupo de denunciantes abrió una fan page en la red social Facebook, y esto motivó que se multiplicaran las consultas desde distintas partes del país. “Nos asombró la cantidad de casos que hay en Santa Rosa, porque tuvimos más de 40 consultas. Pero siempre ocurre lo mismo, muchos casos no se denuncian porque los padres adoptivos aún están vivos, y para la Justicia tienen la misma responsabilidad los médicos que los padres adoptivos”, dijo Sevillano.

-Los años que indica que ocurrieron estos casos de apropiación de bebés en Santa Rosa coinciden con el período que se extendió la última Dictadura Militar ¿Los apropiadores podrían tener relación de connivencia con los funcionarios militares?
-Los casos de Santa Rosa se produjeron más acá en el tiempo, si los comparamos con los casos que hubo en General Pico. Comenzarían en 1976 que coincide con el año del golpe de Estado; en cambio en Pico el caso más antiguo que tenemos con constancia es de Rodolfo Paredes en 1962. Pero hay otros casos, y la mayoría de las denuncias son entre 1976 y 1981. Y estos casos eran imposible que se realizaran sin que el poder (político de los militares) estuviera al tanto de la situación, porque eran una organización integrada por médicos, enfermeros y empleados de Registros Civiles.

“Mendigamos justicia”.
“Actualmente estamos mendigando justicia”, se lamentó ayer Sevillano. Y se quejó porque ya se registraron “entre 17 ó 18 denuncias formales en la Justicia, y varias pasaron al Juzgado Federal de Santa Rosa, desde no hemos tenido ninguna novedad porque van rotando los jueces subrogantes, y ahora viene una jueza de Bahía Blanca cada 15 ó 20 días y tiene que atender todas las denuncias de competencia federal”.

-¿Tienen alguna estrategia o algo planificado para tratar de acelerar los tiempos de la Justicia Federal?
-Nuestro abogado, Mariano Sánchez, está tratando de acelerar los trámites, pero no hay un juez en el Juzgado Federal, entonces vienen una vez cada 10 ó 15 días y tiene una enorme cantidad de causas. Tenemos pensado hacer un encuentro para después de septiembre, porque se nos complica juntarnos porque hay chicos en distintos puntos del país. Pero, queremos hacer un encuentro para mostrar la unidad del grupo, transmitir nuestros deseos de conocer nuestra identidad biológica y que la sociedad sepa lo que ocurrió en La Pampa.

Promesa de Nación.
“En el país y en gran parte de Latinoamérica últimamente hubo un cambio de concientización sobre la identidad, porque se entiende que es un derecho fundamental de las personas. Si lo pensamos es el segundo derecho que tiene una persona, el primero sería el nacer y el segundo el derecho a la identidad”, expresó Sevillano.
“En Argentina todavía estamos esperando el Banco de Datos Genéticos que prometió la Secretaría de Derechos Humanos de Nación. Telefé Noticias ganó un premio internacional por el informe que realizaron por los casos de bebés apropiados en General Pico, pero mientras tanto la Justicia y la Secretaría de Derechos Humanos de Nación no brindan ayuda para que podamos encontrar nuestros padres biológicos”, concluyó.