Ardió una cosechadora

Una máquina cosechadora ardió ayer en horas de la tarde al momento que se encontraba trabajando en un establecimiento rural situado sobre la ruta nacional 35, al este del kilómetro 334, entre el camino que conduce al colegio Agrotécnico de Santa Rosa y la ruta provincial 12. En ese entonces el implemento agrícola estaba dentro de un lote sembrado con trigo y a poco más de una vuelta de concluir con los trabajos correspondientes. Una rápida reacción del maquinista y la falta de combustible natural (el lote estaba prácticamente cosechado) fueron cruciales para que la máquina no terminara completamente incendiada. Aún así resultó con destrozos casi totales en la parte frontal y en los neumáticos que fueron consumidos por las llamas. Afortunadamente no hubo que lamentar heridos. Si bien no se conocieron los motivos por los cuales se originó el siniestro, las personas que formaban parte del equipo de trabajo aseguraron a LA ARENA -único medio presente- que todo habría sido producto de un desperfecto mecánico.

Desperfecto mecánico.
El siniestro se registró poco antes de las 18 horas del jueves, en el campo que pertenece a los hermanos Pepa (de Intendente Alvear), situado a poco más de tres kilómetros al norte de esta capital. En uno de los lotes del establecimiento estaba trabajando un tractor y más adelante, cerca de un bajo, una máquina cosechadora marca Claas Medion 310 presta para retomar en sentido sur-norte y concluir con las últimas vueltas al lote. Sin embargo lo que sería en principio un desperfecto mecánico produjo que la cosechadora comenzara a arder en llamas.
La rápida respuesta del conductor, que dirigió la máquina hacia un destino donde sólo había rastrojo del cultivo a cosechar (trigo), permitió que los daños en el sembradío fueran minúsculos. Lamentablemente la cosechadora se llevó la peor parte, ya que ardió prácticamente en su totalidad, resultando con la parte delantera, la cabina y la tolva consumidas por las llamas, al igual que tres de los cuatro neumáticos.
Alertados por los trabajadores, arribó al sitio en cuestión una dotación de bomberos de la Delegación Norte (Seccional Segunda) y Defensa Civil, entre ellos el director Luis Clara.
Tras un arduo trabajo los funcionarios lograron sofocar el foco ígneo y refrigeraron la zona cercana a la máquina siniestrada a los fines de evitar que se produzca un nuevo incendio.
Respecto del maquinista se pudo saber que no resultó con lesiones y logró descender del implemento por sus propios medios y sin inconvenientes.