Inicio La Pampa "Argentina manejó muy bien el tema"

«Argentina manejó muy bien el tema»

DISEÑADORA DE INTERIORES PIQUENSE VIVE CON SU FAMILIA EN ITALIA Y OPINO SOBRE LA PANDEMIA DEL COVID-19

La piquense Emilia Cerutti, de 34 años de edad, vive desde hace dos años y medio en Roma (Italia) junto a sus dos pequeñas hijas y a su pareja, con quien desarrolló una empresa inmobiliaria. En diálogo con LA ARENA contó sobre cómo es su vida social y laboral en este contexto sanitario mundial y destacó las medidas que se tomaron en Argentina para afrontar la pandemia de Covid-19, y dio cuenta que en Italia ahora está «más controlado».
Cerutti vivió seis años en Italia, luego regresó a Argentina, donde nacieron sus dos hijas, y en 2018 volvió a Italia. Es decoradora de interiores y junto a su pareja, puso una inmobiliaria en el centro de Roma. Tiempo atrás tuvo destacadas actuaciones en certámenes internacionales de tango, al punto de haber sido subcampeona en el IV Campeonato Mundial que se hizo en 2006 en Argentina, en la categoría «Salón», en Buenos Aires. Su currículum artístico ostenta actuaciones en el Teatro Maipo y en el Café Tortoni, de Capital Federal; y una actuación junto a la orquesta de Leopoldo Federico.
«Fueron varios factores por los que me vine a vivir a Italia. Un poco para conocer nuevos lugares y aprender nuevos idiomas, sobre todo el italiano que tiene que ver con parte de mis orígenes», señaló.
Primero, indicó, «me vine a Italia, estuve seis años y otros cinco en Argentina, donde nacieron mis dos hijas. Después regresé para Italia, donde se me abrieron muchas puertas que tienen que ver con mi formación y con un circuito de personas en las que descubrí intereses en común».
Agregó que se dedica «al diseño de interiores y junto a mi marido tenemos una empresa de bienes raíces con sede en el centro de Roma. La vida laboral, en mi situación es muy particular, porque la pandemia empezó justo en un momento de transición y por eso tuvimos el tiempo para adecuarnos. Justo nos estábamos mudando de local y redimensionando varias cosas en la empresa».

Golpe económico.
Italia fue uno de los países europeos más golpeados por la pandemia de Covid-19 y hace algunas semanas entró en la Fase 2, «que consiste en abrir comercios y actividades económicas, aunque con restricciones y medidas, como el uso de mascarilla, mantener las distancias, y en algunos negocios es obligatorio usar guantes y alcohol en gel».
También consideró que «Argentina manejó muy bien la situación, tomando medidas preventivas y teniendo en cuenta el peso de las circunstancias que estaba viviendo Italia y otros países en los que el virus se ramificó de manera exponencial en breve tiempo».En Italia, el rubro gastronómico fue «uno de los sectores más afectados junto con los hoteleros, entre otros». Según dijo la piquense, la población estima que la liberación de algunas actividades económicas, se debió a que «el gobierno no tiene el respaldo suficiente de afrontar esta crisis, dando una mínima seguridad económica a los ciudadanos». En este sentido sostuvo que aún se esperaba el pago de abril, de las «diferentes ayudas económicas según el encuadramiento fiscal de cada uno».
«No están los presupuestos para mantener tranquila a la población, y por tal motivo abrieron las actividades económicas, para taponar el nerviosismo y el malestar que generó esta crisis, pero con restricciones que para algunos sectores son un suicidio», agregó.
Hace poco tiempo, Emilia y su marido pusieron una inmobiliaria en el centro de Roma, y en los últimos meses recibieron varias propiedades para poner en alquiler, golpeadas por las consecuencias económicas de la pandemia.
«Muchos no quieren abrir y otros están reinventándose porque saben que la actividad que hacían antes, no les va a generar ingresos al menos por un año. En nuestro caso, en Roma hay miles de B&B (establecimiento hoteleros) y recibimos en nuestra agencia muchos pedidos para poner en alquiler a largo plazo, porque los estaban consumiendo los gastos. Roma se nutre del turismo y una situación así fue devastadora», manifestó.

Cambio cultural.
Al dar cuenta del panorama actual que se vive en la capital italiana, la piquense dijo que la pandemia de Covid-19 ya dejó a la vista un cambio cultural en las personas. «Desde otro punto de vista, la cuarentena parece que dejó varios aspectos positivos. Ahora que el virus parece estar más controlado, se empiezan a ver los cambios que toda esta situación trajo», señaló y ejemplificó: «Como ser, la gente se empezó a cuestionar muchas cosas, como el estilo de vida que se lleva, sobre todo en una metrópolis como Roma, en la que se vive apurado, con tráfico intenso todo el año. Se pasan varias horas en el auto, mucho tiempo en la escuela o en el trabajo y cada vez menos con los seres queridos».
«Creo que se empezó nuevamente a valorar más una vida más simple y saludable, y menos ambiciosa y frenética. El gobierno está dando incentivos del 60 por ciento para comprar bicicletas y monopatines, y van a realizar bicisendas, algo que era impensable en una ciudad como Roma», agregó.
«A mi parecer hubo un cambio, no sé si temporario y si es por la particularidad de tener aún las escuelas cerradas, pero la gente disfruta más del aire libre. Me parece percibir una mirada más humana en la gente, un aire más relajado», finalizó.