Inicio La Pampa Argentino Football Club inauguró instalaciones y homenajeó a "Terete" Domínguez

Argentino Football Club inauguró instalaciones y homenajeó a «Terete» Domínguez

Nacido el 4 de abril de 1944, tuvo varias sedes antes de su actual ubicación. Escenario de fantásticos bailes al aire libre, con el tiempo perdió atracción, pero hoy luce un aspecto remozado y moderno.

Los vecinos nostalgiosos, esos que atesoran en su memoria los comienzos de Argentino Football Club, se deben sorprender -y mucho- de este presente de la entidad de Villa Tomás Mason.

Es que el humilde club de barrio -que «es como Luna de Avellaneda», al decir de su presidenta, Carmen Bertone-, pasó de ser un terreno de una manzana -o poco menos- de instalaciones deslucidas, donde faltaba de todo e imperaba la pobreza, a transformarse en un complejo social y deportivo remozado que invita a creer en un futuro mejor.

Fiesta y emociones

Ayer viernes Argentino se vistió de fiesta y momentos de emoción. Y cabe darle la derecha a la actual comisión directiva, que encabeza ahora la ex diputada provincial; y que ya empezó a tener una impronta especial en la gestión que encabezó al principio el ahora vicepresidente, Oscar Arturo Lezano.

Desde hace varios años, después que se le devolviera la institucionalidad -el club estuvo mucho tiempo en manos de la Municipalidad de Santa Rosa-, quienes se hicieron cargo empezaron a trabajar con esfuerzo y denuedo para ir mejorando las instalaciones.

Estuvieron todos

Por eso, la inauguración de las nuevas dependencias -dos amplios y modernos salones-, convocó a vecinos, deportistas actuales y del pasado, autoridades -del municipio capitalino, diputados provinciales, del área de Salud, etc.- que quisieron estar presentes. Se pudo ver, entre otros, a los legisladores Silvina Larreta y Matías Traba; al director de Deportes de la provincia Ceferino Almudévar y también al de la municipalidad de Santa Rosa, José Luis Carlucche; al presidente del IPAV, Jorge Lezcano; al subsecretario de Salud Gustavo Vera; y a la concejal Ana Natalia Sueldo.
Entre los ex futbolistas y vecinos del club se vio a los hermanos Horacio Zalabardo (director del Hospital Lucio Molas) y su hermano Hugo, y a Raúl «Pitón» Cepeda.

Recordando a Roberto Pedehontaá

Y allí estuvieron los boxeadores y entrenadores de ahora, pero también de otros tiempos que quisieron decir presente, como Justino Heredia, «El Turquito» Musa (también vecino cercano); el «clan» que conformó la familia Mendoza -el padre y sus dos hijos ex boxeadores, entre ellos el «Pulguita», quien fuera campeón de su categoría-, el Sapo Balquinta, Tito Silva, Nicolás Alecha, Pepo Giménez, y muchos más. Es que uno de los salones -impecablemente presentado como gimnasio-, llevará desde ahora el nombre de Roberto Pedehontaá.

«Un loco soñador»

El entrenador, fallecido en 2015, desarrolló el boxeo durante varios años en las instalaciones de Argentino, y ayer su hijo Marcelo se encargó de recordarlo como «un loco soñador» que «era muchos en uno». Recordó anécdotas como cuando Roberto quedó «muy preocupado» porque sus boxeadores no podían entrenar: el club se había cerrado por alerta de cólera. «Estaba mal porque decía que si no boxeaban no iban a tener un plato de comida».

Agregó que en su calidad de promotor se entusiasmaba armando festivales pensando que «iba a haber mil espectadores… y al final iban 40 ó 50. Yo le decía por qué hacía eso (perder dinero), y él contestaba que en realidad había ganado» porque sus pugilistas se habían hecho de unos pesos.

La placa que fue descubierta ayer pinta de cuerpo entero a Roberto Pedehontaá: «Cada uno busca su destino, el mío es este… el boxeo hasta la muerte». Así pensó, hasta el final.

Gran colaboradora

El otro salón inaugurado lleva el nombre de una colaboradora de la actual comisión, Nélida Gauna de Maldonado, por su notable disposición para decir siempre presente, cada vez que se lo necesitó. La mujer agradeció brevemente el reconocimiento que recibía.

Placa para Terete

Fue un día muy especial en el que -además- se homenajeó a Adolfo Terete Domínguez, el poeta de Villa Tomás Mason, que sin dudas es quien más le escribió al club que se identifica con los colores verde y blanco.

Al momento de recordarlo estuvieron presentes familiares -Nélida su esposa, uno de sus hijos, Tita Alcaraz, Pedro Macedo y Paula Domínguez-, y también muchos de los que fueron sus amigos.

Negrita Bertone, al exaltar la personalidad mencionó algunas frases que Terete le supo dedicar en distintos poemas a su amado club Argentino, a quien siguió desde cuando era «Cañoncito» (equipo que jugaba torneos barriales), que se iba a constituirse en el antecesor inmediato de la institución que nacería después.

Terete, en su momento, al repasar la historia de Argentino indicó que nació en 1944 en la casa de Servando Lucero (hoy Jujuy 257), por la iniciativa de vecinos como los hermanos Cacho y Pancho Alcántara, Juan Roldán, Manuel Pedruelo, Mario Vega, Víctor Amorós y los hermanos Del Monte, entre otros.

Fue el poeta del barrio, que le cantó a Santa Rosa y a su gente, y por eso el recuerdo bien merecido.

Actividad a pleno

Cabe señalar que Argentino tiene, además de los nuevos salones, un amplio gimnasio, cancha de fútbol 5 de piso sintético, está ampliando su cantina, y en sus instalaciones se practican diversos deportes: boxeo, newcom, karate, judo y yoga. En el mes de marzo se incorporará el fútbol infantil. Pero además se realizan actividades de folklore y danza tradicional y moderna.

Argentino FBC… una institución surgida del entusiasmo de muchos, pero que -en verdad- durante mucho tiempo dispuso de escasas posibilidades de desarrollarse en un barrio también humilde; pero que hoy se enfrenta a un desafío mayor y promisorio. Que así sea.