Inicio La Pampa Asaltó y lo detuvieron

Asaltó y lo detuvieron

La policía piquense detuvo ayer a la mañana al sospechoso de haber asaltado la sede local del gremio de Utelpa, de donde sustrajo una suma estimada de 50 mil pesos en efectivo. El presunto autor resultó ser un vecino del lugar, dado que fue detenido en su domicilio particular ubicado a solo una cuadra y media de la entidad docente.
El hecho ocurrió cerca de las 8.30, cuando una persona ingresó presuntamente armada a la sede de Utelpa, ubicada sobre la calle 1 entre 32 y 34, en el Barrio Frank Allan, e intimidó a dos dirigentes gremiales al sugerir portar un arma de fuego. Luego dirigió a las mujeres hasta determinado sector de salón y, aprovechó para hacerse de una importante suma de dinero, de una chequera y de otros elementos.
La policía, en un rápido accionar, pudo dar con el sospechoso a partir de las características que brindaron las damnificadas y el aporte de un testigo que lo siguió hasta que ingresó a un complejo habitacional, ubicado en la esquina de las calles 1 y 36. «Ingresó un sujeto aparentemente armado, que las condujo hacia un lugar del salón y aprovechó para sustraer dinero en efectivo. Un testigo lo siguió, dio descripción a la policía, que ingresó a este domicilio que se allanó con el Grupo Especial, dado que la persona podría estar armada», dijo el comisario José María Giordano, jefe de la Comisaría Primera.

Detención.
En el lugar trabajó personal policial de Comisaría Primera y del Grupo Especial, que poco después de las 9 ingresó al departamento y redujo al sospechoso, una persona mayor de edad, que sería conocido de ámbito delictivo.
El comisario Giordano destacó como un aspecto «llamativo» del hecho, la hora en la que fue perpetrado, a plena luz del día y en una calle de doble mano que tiene un importante tránsito de vehículos y personas. Además a pocos metros funciona un centro de salud, un colegio secundario y un jardín maternal.
También refirió que si bien no existió violencia física hacia las dos mujeres que en ese momento estaban a cargo de la atención del gremio, «sí hubo ciertamente una privación ilegitima de la libertad que será materia de investigación en el mismo expediente».
Durante el hecho, el sospechoso se dio a la fuga tras hacerse de una suma de dinero en efectivo, una chequera y otros elementos. Fuentes ligadas a la investigación informaron que la suma ascendía a 49.950 pesos, y que fue recuperada en su totalidad.
El Grupo Especial ingresó al domicilio y algunos minutos después retiró al sospechoso que será puesto a disposición de la Justicia. La investigación del caso quedó en manos de la fiscala Soledad Forte, de la Fiscalía Temática de Delitos contra la Propiedad y dado que se trata de un delito en flagrancia, durante la jornada de hoy, será sometido a una audiencia de Juicio Directo, que coordinará la jueza piquense María José Gianinetto.