Inicio La Pampa Asesinaron a financista

Asesinaron a financista

CRIMEN EN QUILMES

Diego Xavier Guastini, un financista de 45 años, fue asesinado ayer de tres disparos. La víctima fue socia del desaparecido Hugo Díaz y del hijo del asesinado ex agente de la SIDE «Lauchón» Viale.
El hecho se registró alrededor de las 8.30 sobre la General Paz. Según informó Clarín, antes de llegar a Alberdi una persona se acercó a su ventanilla y lo ejecutó de tres disparos. Todo fue a metros de la Municipalidad de Quilmes, al sur del Gran Buenos Aires.
La víctima fue socio del aún desaparecido Hugo Díaz y del hijo del asesinado ex agente de la SIDE Pedro «Lauchón» Viale. Sufrió el ataque mientras circulaba en su auto importado y sus asesinos escaparon en moto.
El medio porteño informó que el mes pasado, el financista había acordado un juicio abreviado por el que recibió una pena a tres años de prisión en suspenso: lo condenaron por sus vínculos con una banda que traía dinero negro desde Europa.
La víctima fue asistida por un conductor que vio con sorpresa la escena. El hombre dejó su auto en la mitad de la calle y se bajó para ayudarlo. «Me dieron, me dieron», le llegó a decir. El testigo lo llevó a la vereda y ahí sentando esperó la ambulancia pero no resistió: tenía tres disparos en el cuerpo, uno en el abdomen, otro en la axila y en el brazo.
En la escena encontraron el Audi A4 plateado, todavía con el motor en marcha y parado en la mitad de la calle. Algunos de los tiros quedaron en la puerta, otros en la ventanilla. El auto tenía otros tres impactos y en el suelo hallaron dos vainas servidas de una 9 milímetros. Cuando llegó la ambulancia lo trasladó al hospital Iriarte de Quilmes, adonde llegó muerto.
«Tenemos que intercambiar información con la Justicia que lo investigó por la desaparición de su socio, pero por lo que sabemos era una persona vinculada al mundo de las financieras y con algunos problemas con barrabravas», dijo a Télam uno de los investigadores.

Vínculos.
Según las fuentes consultadas por Clarín, se movía con custodia privada. Tenía un local en Florida al 500, una oficina que había sido allanada por la justicia en varias oportunidades. Allí había recibido la visita de su socio Hugo Díaz (41), quien el mediodía del lunes 9 de marzo de 2015 desapareció sin dejar rastros.
Guastini había declarado en un par de oportunidades en ese expediente, porque fue una de las últimas personas en ver a Díaz: lo último que hizo fue pasar por su oficina a recibir un cheque por 32.000 pesos que el contador quería cambiarle.
En una de sus tantas declaraciones, el hombre ejecutado ayer por desconocidos, dijo que sabía que Díaz tenía vínculos, negocios y algunas deudas con barrabravas de Lanús, Boca e Independiente.
Pero además de tener negocios en común, Guastini y Díaz eran amigos y socios en algunos negocios de Luciano Viale, hijo del espía Pedro «Lauchón» Viale, un ex agente de la SIDE asesinado de 11 balazos en un operativo policial en 2013.