Inicio La Pampa Aspectos a tener en cuenta en la "Huerta de Verano Pampeana"

Aspectos a tener en cuenta en la «Huerta de Verano Pampeana»

Desde INTA Anguil brindaron una serie de recomendaciones centrales para cuidar a los cultivos de las altas temperaturas.

Las estimaciones climáticas para este verano en La Pampa indican menos precipitaciones y mayores temperaturas de las normales. Ante esta perspectiva, desde INTA Anguil repasaron una serie de consejos que se pueden tomar para disminuir los efectos de estas condiciones en nuestros cultivos de huerta de primavera-verano:

– Eficiencia en el uso del agua. Ya sea mediante el uso de un sistema de riego por goteo, la aplicación de riegos cortos pero frecuentes y/o el uso de cobertura vegetal a modo de acolchado que no sólo disminuyen la temperatura del suelo sino que también favorecen la conservación de humedad del mismo.

Una práctica muy recomendada es la recolección de agua de lluvia cada vez que se pueda, aprovechando la pendiente de los techos de casas y galpones, y almacenando esa agua para ser utilizada luego. Tener presente que las hortalizas de fruto son las que más requieren agua.

– Utilización de estructuras de protección frente al sol de verano. Esto permitirá disminuir la temperatura en el microclima de cultivo así como evitar quemaduras en frutos u hojas de las hortalizas cultivadas.

Se pueden utilizar mallas de mediasombra del 35-50%, mallas aluminizadas, enramadas, plantas trepadoras a modo de reparo, o especies cultivadas de mayor altura (ejemplo, maíz), que permitan proyectar sombra.

– Tutorar. Conviene ofrecer un sostén a algunas especies para que resistan mejor fuertes vientos y mejorar también la ventilación dentro del cultivo, entre otros muchos beneficios. Se pueden utilizar distintas técnicas de tutorado según los recursos disponibles y las especies a tutorar: con estacas individuales o armando una estructura piramidal o de sección triangular con postes en “T” doble, con cinta de rafia, entre otros.

– Control de plagas. Frente a estas condiciones estimadas se puede esperar mayor presión de insectos e invertebrados sobre nuestros cultivos y más si los acondicionamos, ya que ofrecerán alimento como un ambiente más propicio en el que pueden localizarse.

De hecho, estamos detectando daños importantes por bicho moro y gran presencia de pulgones en distintas huertas de Santa Rosa.

Recordamos en este ítem siempre iniciar a través de una buena nutrición de las plantas a partir de un suelo vivo, una mayor biodiversidad en la huerta, la presencia de flores y aromáticas y la observación periódica a través de monitoreos (trampas de colores, trampas de caída, revisión del envés de las hojas, entre otras). Por otro lado, es aconsejable utilizar barreras físicas (cenizas para caracoles y babosas, “tubos” alrededor de las plantas, cercos vivos, etc.), y promover la presencia de insectos benéficos como los depredadores y parasitoides.