Inicio La Pampa "Atravesamos una crítica situación"

«Atravesamos una crítica situación»

NUEVA ASAMBLEA DE VECINOS EN "EL NUEVO SALITRAL"

Una nueva asamblea tuvo lugar ayer en el barrio «El Nuevo Salitral», donde los vecinos decidieron que este próximo lunes se presentarán en la Municipalidad de Santa Rosa para pedir formalmente una audiencia con el intendente Leandro Altolaguirre. «Queremos que hable con nosotros y nos escuche», aseguraron los residentes del asentamiento santarroseño durante el encuentro donde, además, desestimaron llevar la lucha a las calles.
Luego de dos semanas de iniciada la toma de los terrenos que hoy llevan el nombre de «El Nuevo Salitral», los vecinos decidieron que este próximo lunes se harán presentes en el municipio para entregar una «carta abierta», la cual llevará la firma de todos quienes viven en el barrio. El principal pedido: ser recibidos por el intendente Leandro Altolaguirre.
La medida se tomó en conjunto en una asamblea que realizaron ayer por la tarde en una de las viviendas ubicadas sobre la calle Gobernador Duval, donde también acordaron que la presentación la realizarán un grupo de personas que sean elegidas como representantes de todo el asentamiento. «Así es más probable que nos reciban, y si es acompañado por otra persona por fuera de la toma, mejor porque así vamos a tener más oportunidad a que nos escuchen», argumentaron durante la asamblea.
En ese sentido, los asambleístas reiteraron el pedido por la presencia del jefe comunal santarroseño y señalaron que solo «queremos que hable con nosotros y nos escuche». Y manifestaron: «Es importante que se diga que acá no buscamos que nos regalen nada, solo buscamos una oportunidad para poder acceder a estos terrenos, pagarlos, que nos vendan el terreno».

Sin marcha.
A pesar de que algunos vecinos, en la asamblea del jueves, habían opinado sobre la alternativa de llevar el reclamo hacia las calles con el objetivo de visibilizar su lucha, los participantes del encuentro de ayer optaron por rechazar fervientemente esta opción. El principal fin -coincidieron todos- es crear un canal de diálogo, en principio, con la Municipalidad de Santa Rosa.
«No es la idea hacer marchas. Acá no queremos hacer quilombo, esto nos puede hacer quedar mal, lo importante es buscar que nos escuchen las autoridades», exclamó uno de los vecinos, quien contó con el apoyo de casi todos los presentes.
No obstante, dejaron en claro que es fundamental seguir activos en la lucha. «Estaría bueno que entremos en acción, estamos en un momento crítico y se tiene que agilizar. Esto tiene que ser no solo una lucha de ustedes, sino de toda la sociedad», indicó una señora que aclaró no estar viviendo en el lugar pero que aseguró estar acompañando a los vecinos.

Carta a presentar.
Hacia el final del encuentro, una de las participantes de la asamblea -que no vive en el asentamiento pero apoya la lucha- tomó la palabra y compartió una «carta abierta» en donde sintetizó el reclamo los vecinos y fue aceptado por ellos como una base para el pedido de audiencia al intendente Altolaguirre que solicitarán el próximo lunes.
En uno de los pasajes del escrito, el cual fue leído hacia todos los asambleístas, destacaron la «crítica situación habitacional» que están viviendo los residentes del «Nuevo Salitral», ya que -según el documento- no pueden acceder a pagar el alquiler de una vivienda. Y agregaron: «No elegimos vivir entre la basura, queremos pagar por estas tierras (…) queremos que nos den una oportunidad». Finalmente, apelaron a contar con la «sensibilidad» de las autoridades y al «apoyo» de la sociedad para llegar a una solución definitiva al conflicto que se desató dos semanas atrás.
Este documento, que contó con un apoyo unánime de los vecinos, se encuentra dirigido tanto al jefe comunal en funciones como al electo, Luciano di Nápoli, y al gobernador Carlos Verna y su sucesor Sergio Ziliotto. Allí puntualizaron sobre la urgencia de intervención de ambos estamentos del Estado, tanto municipal como provincial, para que ayude a los residentes del asentamiento a «vivir dignamente».