viernes, 18 septiembre 2020
Inicio La Pampa Atuel: la Corte frenó intento mendocino de burlar el fallo

Atuel: la Corte frenó intento mendocino de burlar el fallo

PRETENDIA ENTREGAR 2,5 METROS EN VEZ DE LOS 3,2 QUE DISPUSO EL TRIBUNAL

La Corte Suprema de Justicia rechazó ayer de plano un nuevo intento de la provincia de Mendoza para tergiversar el fallo del 16 de julio por el cual ese tribunal ordenó a Mendoza entregar a La Pampa un caudal mínimo permanente de 3,2 metros cúbicos por segundo en el ingreso a la provincia. Ahora, argumentando las pérdidas naturales que tiene el río, el fiscal de Estado pretendió interpretar que el caudal que correspondía entregar es, en realidad, de 2,5 m3/segundo.
Este nuevo intento de Mendoza por gambetear la sentencia de la Corte consistió en un ‘pedido de aclaratoria’ respecto al lugar donde debían medirse los 3,2 metros cúbicos por segundo que le corresponden a La Pampa. El planteo mendocino fue que si se medían dentro de Mendoza, en un paraje llamado La Angostura, en realidad el volumen que deben llegar a La Pampa es un poco menos, entre 2,5 y 2,8 metros cúbico por segundo.
La respuesta de la Corte fue contundente: «Que el pronunciamiento referido es suficientemente claro de que el caudal mínimo permanente del río Atuel de 3,2 m3/s fijado por el tribunal como meta interina, es el que debe alcanzarse en el límite interprovincial entre La Pampa y Mendoza», suscribieron cuatro de los cinco magistrados.
Esos 3,2 metros cúbicos por segundo, reiteraron los jueces, deben considerarse como un «instrumento de posible cese del daño ambiental ocasionado por la falta de escurrimiento de dicho curso de agua en el territorio pampeano (punto II de la parte dispositiva)». Es un volumen que deben ingresar a La Pampa «independientemente de los caudales que se registren en la Estación La Angostura», especificaron, aventando cualquier interpretación antojadiza.
Con esta breve pero lapidaria definición, los jueces Carlos Rosenkrantz (presidente) Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti desestimaron el pedido de aclaratoria.

Estrategia.
¿Cuál fue la estrategia mendocina?: plantear que el valor de 3,2 metros cúbicos que se tomó para garantizar el caudal mínimo que le corresponde a La Pampa se obtuvo en un punto denominado La Angostura, bien adentro del territorio mendocino, por lo cual deben tenerse en cuenta las pérdidas naturales por infiltración que tiene el río entre este lugar y el límite interprovincial.
El planteo que firmaron el fiscal de Estado mendocino, Fernando Simón, el asesor de Gobierno, Ricardo Canet, se basa en que «el caudal informado por el INA (Instituto Nacional del Agua) es efectivamente 3,2 m3/s, pero no en el límite interprovincial sino en la Estación La Angostura, sitio al cual corresponden los datos utilizados para entender ese grado de garantía, y por tanto son representativos del mismo y no de otro lugar».
«No se discute en este sentido la validez de utilizar los datos de la Estación La Angostura -afirmaron Simón y Canet- pero ello es muy distinto a obviar que tales datos puedan extrapolarse sin adecuación a otros lugares de la cuenca. Vale decir que el caudal a medir en el límite interprovincial debería descontar las pérdidas naturales existentes entre La Angostura y el límite», reclamaron, blanqueando el objeto del pedido de aclaratoria.
Citando a la documentación presentada por La Pampa, los abogados reiteraron que «las pérdidas evaluadas desde la Angostura a Ugalde son muy elevadas, de modo que cuando en La Angostura corren 15,5 m3/s, en el límite provincial estiman que deberían correr solo 11,84 m3/s, es decir que el caudal en el límite es del orden del 23 por ciento menos».

Descuento.
La intención de Mendoza era descontar ese 23 por ciento al caudal que le corresponde a La Pampa. «Si aplicamos las pérdidas del 23 por ciento al mencionado caudal de 3,2 m3/s se llega a 2,5 m3/s de caudal mínimo a ser monitoreado en el límite», afirmaron, aunque si se aplica el ‘método suizo’ a partir del régimen natural simulado en el límite interprovincial, «con los criterios del INA se obtiene un caudal mínimo de 2,8 m3/s».
Ese fue el planteo al que los cuatro jueces le dijeron que no en forma contundente, sin dejar espacio a segundas interpretaciones y en un tono que hasta pareciera revelar cierto fastidio de los jueces supremos ante los desatinados planteos mendocinos.