Inicio La Pampa Autobuses: denuncian favoritismo de Altolaguirre

Autobuses: denuncian favoritismo de Altolaguirre

COLONIA MUNICIPAL

Un grupo de propietarios de transportes escolares salieron a cuestionar la preadjudicación a Autobuses Santa Fe, que realizó la municipalidad de Santa Rosa para el traslado todos los días -de lunes a viernes- de chicos a las colonias de vacaciones que se pondrán en marcha en los próximos días.
Como ya hicieran en anterior oportunidad, con el inicio del período escolar, los transportistas locales reprochan que la municipalidad capitalina haya «favorecido a Autobuses Santa Fe» que -de confirmarse la licitación- transportarían 910 de los 1.200 chicos que deberán ser trasladados desde distintos barrios de la ciudad al Parque Recreativo Don Tomás, donde se realizarán las actividades.

¿Favoritismo?
Los pequeños empresarios que en principio presentaron una impugnación por vía administrativa -y que recurrirían a una denuncia penal-, se quejan porque entienden que desde la comuna se favorece a la empresa foránea. Afirman que Autobuses pasó «un precio vil, bajísimo, posibilitado porque tiene un subsidio al gasoil que le permite pagarlo a 11 pesos el litro» cuando los demás tienen que oblar 38 pesos. De la misma manera advierten que Autobuses Santa Fe cuenta con un subsidio de 3.5 millones por mes, y que por otra parte sus micros están habilitados para el transporte urbano -en los que se puede viajar parado-, pero carecen de cinturones de seguridad esencial cuando se trata de trasladar chicos.

910 chicos de 1.200.
Eduardo Christensen, uno de los quejosos, y representante de una de las empresas locales, señaló que la Municipalidad de Santa Rosa «le otorgó a Autobuses Santa Fe 10 de los 16 ítem de la licitación» -esto sería cantidad de recorridos-, con lo que se la habilitaría a acarrear 910 niños y niñas de los 1.200 inscriptos para la colonia de vacaciones.
Los demás transportes se quedaron con el resto, esto sería 290 chicos distribuidos entre todos, incluyendo 90 plazas para discapacitados. Expresan los que impugnan que «no hay seguridad para los chicos, que tienen que viajar seguros», y además Autobuses Santa Fe «carece de la habilitación de transporte escolar y provincial, que exige que todos los asientos deben tener su cinturón de seguridad», entre otras pautas.
Los reclamantes dicen que la empresa que resultó favorecida mayormente «no tiene la capacidad ni coches para hacer todo lo que le dieron», salvo que retiren del servicio urbano frecuencias y micros.

La impugnación.
Marisa Silvia Alvarez, Enrique Gabriel Marcos, Ana Maria Anzorena, y Jesús José Larregola, todos oferentes en la Licitación Pública n° 10/18 de la municipalidad, en nota dirigida al director de Transporte (Pablo Pera Ibarguren), le advierten que «en el supuesto de avanzarse con la preadjudicación y/o adjudicación a Autobuses Santa Fe SRL» formulan reserva «de acudir al ámbito que corresponda» para asegurar la transparencia del proceso. Sostienen que ahora «se está violentando la garantía de igualdad, básica en toda licitación».

Analizan denuncia penal.
Además señalan que «los oferentes estamos viendo con los abogados si cabe una denuncia penal contra el funcionario (Pera Ibarguren) que autorizó a Autobuses Santa Fe a desafectar unidades del recorrido urbano para poder presentarse en la Licitación, ya que las presentadas son las mismas con las que realiza el transporte urbano en Santa Rosa y también los mismos choferes».
Los reclamantes dicen que las unidades que se utilizarían «tienen un GPS para controlar y cargar los kilómetros que recorren y pagarles así los subsidios, con lo que consideran que de utilizarse los mismos coches «sería un delito lisa y llanamente como el que fue el de la empresa El Indio con los famosos recorridos inflados». Apuntan que «el funcionario municipal que tendría que autorizar la desafectación sería (Pablo) Pera Ibarguren», ya denunciado anteriormente por algunos de los transportistas.

Para el resto quedan «migajas»
Los empresarios locales sostienen que lo atinente al transporte de Colonias de Vacaciones está regulado por la Ordenanza 5413/16, que fija «un régimen específico para esta clase de traslados», y que determina que el servicio se debe prestar «mediante vehículos automotores destinados al traslado de niños en edad de guardería, preescolar y escolar, entre sus domicilios o del lugar que se pacte y las sedes de instituciones educativas, culturales, deportivas y/o de recreación».
Agregan que «al realizarse el traslado de menores de edad se deben extremar los cuidados» y por eso se establecen una serie de requisitos a cumplir por los permisionarios, y que «específicamente los vehículos a utilizarse deben ser a los que trasladan chicos».
Los reclamantes afirman que «hubo un manejo absolutamente arbitrario y discrecional» en la licitación «obviamente con la anuencia de la empresa cuestionada, tendiente a otorgarnos ‘migajas’ al resto de los oferentes y de esa manera evitar un eventual reclamo, si se le otorgaban todos los ítems a Autobuses Santa Fe».
Por otra parte afirman que «estamos en presencia de un ‘precio vil’ ofrecido por Autobuses Santa Fe SRL, sustentado en costos de explotación muy diferentes, que rompen con la igualdad de los oferentes, que debe presidir cada Licitación Pública. Y ello se fundamenta en la utilización de colectivos afectados al Transporte Urbano de Pasajeros de la ciudad, como los que prestaría Autobuses Santa Fe SRL» que goza de determinados beneficios que le permiten una oferta menor que la que podría hacer el resto de los participantes de la licitación. Y allí se mencionan distintos subsidios.