Autorizan perforaciones en las veredas

EN COMISION, APROBARON ORDENANZA PARA AYUDAR A DESCOMPRIMIR USO INDEBIDO DE AGUA POTABLE

Por unanimidad se aprobó en la Comisión de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos del Concejo Deliberante santarroseño, la ordenanza que permitirá realizar perforaciones en propiedades privadas con el fin de extraer agua para destinarla a riego, llenado de piletas, lavado de autos y necesidades propias de la vivienda.
La iniciativa -de la que ya informó hace un par de meses este diario-, corresponde al edil Miguel Bravo (bloque Radical en Cambiemos), y apunta a descomprimir el uso indebido de la red potable de agua, así también la depresión de las napas de la ciudad.
En la comisión hubo despacho favorable y ahora deberá ser tratada en el recinto, donde se descuenta que será aprobada.
Si el intendente Leandro Altolaguirre promulga la ordenanza, en el futuro los frentistas santarroseños estarán autorizados a solicitar permiso de obra para realizar perforaciones en las veredas instalando bombas sumergibles para extraer agua subterránea.
Naturalmente, previo a la ejecución de la obra se deberá hacer la correspondiente tramitación ante la autoridad de aplicación, y no se podrán dar inicio a los trabajos hasta tanto no se haya finalizado el trámite.

Código Hídrico.
En los fundamentos de su proyecto el concejal Bravo recordó que la Constitución Nacional en su Artículo 124 establece que el dominio originario de los recursos naturales existente en el territorio corresponde a las provincias; y que la Carta Magna provincial obliga al gobierno a “proteger el medio ambiente y sus recursos naturales, promoviendo su utilización racional en conjunto con un adecuado manejo de las aguas superficiales y subterráneas”.
Por otra parte hace mención al Código Hídrico de la Provincia, que designa a la Secretaría de Recursos Hídricos como única autoridad de aplicación; y faculta al organismo con potestades de policía en aguas superficiales y subterráneas.
Mencionó el edil que “el discontinuo funcionamiento del Acueducto del Río Colorado, torna indispensable buscar prontas medidas, tendientes a satisfacer las necesidades de la población en su conjunto”, y que se necesita “firmar un convenio con la Provincia para poder permitirles a los vecinos realizar perforaciones para la extracción y uso de aguas subterráneas”.

Veredas en buen estado.
El articulado establece que se debe autorizar al frentista a realizar perforaciones en las veredas, con el fin de utilizar el agua para riego, llenado de piletas, lavado de autos y necesidades propias de la vivienda. De esta manera se descomprimiría el uso indebido de la red de agua potable correspondiente, como también descomprimir las napas en la ciudad.
La norma que se espera sea sancionada en una próxima sesión del Concejo designa a la Dirección de Obras Particulares y Catastro autoridad de aplicación, que a su vez sería la responsable de arbitrar los medios administrativos necesarios para la reglamentación de la ordenanza”.
Finalmente se establece que “una vez concluida la obra el frentista deberá garantizar el buen estado de la vereda”, caso contrario será pasible de una multa.