Inicio La Pampa Avanza causa por abusos a dos menores

Avanza causa por abusos a dos menores

La investigación sobre la denuncia de abuso sexual que hicieron dos chicas menores de 14 y 15 años y que involucra a tres adolescentes, avanza hacia la judicialización, al tiempo que se espera la declaración de las víctimas en Cámara Gesell.
Fuentes judiciales consultadas ayer por LA ARENA afirmaron que «este viernes o a más tardar el lunes de la semana próxima se va a judicializar la investigación» que involucra a dos menores que concurren al Instituto Domingo Savio de esta ciudad. En ese sentido, ampliaron que «se están preparando las declaraciones» de los varones involucrados en el hecho: uno de 18 años y otros dos menores de edad.
También se espera el testimonio de las víctimas en Cámara Gesell mientras se desarrolla el protocolo de protección para este tipo de casos que involucran a menores de edad.
Desde la Fiscalía habían admitido que se encontrarían con ciertas complejidades para avanzar, sobre todo la dificultad de hallar material genético y la posibilidad de reconstruir los hechos.
Hasta el momento, tal como había informado LA ARENA, «solo se le tomó declaración de imputado al mayor» y «en los próximos días vamos a estar tomando declaración de imputado a otros dos». Con respecto a un cuarto involucrado, se reveló que «sería un menor de 15 años», por lo que «es absolutamente inimputable y se va a derivar al Juzgado de la Familia y el Menor cuando tengamos algo más de información», relacionada a la participación de cada uno de ellos en los hechos.
La causa se inició días atrás cuando dos menores de edad denunciaron penalmente que fueron abusadas, en dos momentos diferentes, por tres adolescentes y un joven de 18 años.
Entre las dificultades mencionadas por la Fiscalía para avanzar con la investigación se encuentran los exámenes médicos para hallar muestras genéticas que se hicieron días después del hecho. Al haber pasado 72 horas, es probable que cualquier rastro de fluido «sea eliminado».

«Juntadas».

Además, en este caso «la imputación tiene que ver con que hay una persona que no puede consentir libremente la acción, no por una cuestión de edad sino más bien por encontrarse privada de una forma de conciencia o de razón». Esto genera «una complicación que tiene que ver con la posibilidad de reconstruir el hecho».
Otra complejidad es que los hechos denunciados se dieron en un contexto de «juntadas», donde había «aproximadamente diez personas» y las versiones pueden diferir debido a que «algunos no estaban adentro de la habitación donde ocurrió, estaban más apartados, otros no vieron y las víctimas no estaban en el mismo lugar. Rearmarlo, en caso de que se pueda, va a ser complejo».