Inicio La Pampa Avanza el ingreso de Nación

Avanza el ingreso de Nación

IMPSA, LA EMPRESA QUE QUIERE CONSTRUIR PORTEZUELO, ESTA QUEBRADA

El gobierno nacional espera el informe final de un Consejo Asesor para terminar de confirmar su ingreso del Estado como accionista a Impsa SA, junto con la provincia de Mendoza, para salvar la compañía y potenciarla. Así lo informó el diario Los Andes, al dar cuenta que «desde la Provincia confirmaron que estaba todo listo, tanto lo normativo como el financiamiento, e incluso se esperaba la visita del Presidente Alberto Fernández para ponerle un sello definitivo a la compra de la empresa». Nación aportaría 15 millones de dólares para salvar a la empresa que quiere hacer la represa de Portezuelo del Viento.

«La decisión política de entrar en Impsa está, pero falta un paso, que consiste en tener una amplia evaluación», comentaron a Los Andes calificadas fuentes del ministerio de Desarrollo Productivo que conduce el economista Matías Kulfas, según un artículo publicado el jueves en la edición impresa del principal diario cuyano.

Ese consejo asesor está evaluando los aspectos técnicos de la propuesta realizada por la compañía mendocina para ser capitalizada. Analiza información de precios y aspectos legales, para luego dar una devolución a dicha cartera.

Tras ese paso, el Comité Asesor del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) está llevando adelante el proceso de evaluación y análisis de la solicitud, como paso previo al dictamen final respecto del pedido de capitalización.

En Nación -según Los Andes- destacan que hubo acuerdo con la gestión de Rodolfo Suárez para capitalizar a la empresa porque es una de las compañías «más estratégicas» del país, por su alto desarrollo tecnológico, capacidad de generación de alto valor agregado y mano de obra capacitada.

Portezuelo.
Para la provincia de La Pampa y las otras provincias de la cuenca del río Colorado -Neuquén, Río Negro y Buenos Aires-, la novedad no pasa desapercibida por cuanto Industrias Metalmecánicas Pescarmona Sociedad Anónima (Impsa) será la gran beneficiada con la construcción de la represa Portezuelo del Viento. Eso si es que algún día esa cuestionada represa se concreta, aunque son muchos los analistas que sostiene que uno de los objetivos no declarados del proyecto hidroeléctrico es, precisamente, rescatar a la principal empresa mendocina.

Impsa integra junto con el gigante chino Synohidro y otras provincias mendocinas el grupo Malal Hue, que es el único oferente que se presentó a la licitación para construir la represa sobre el río Grande y todo lleva a que será el adjudicatario de la obra.

El salvataje de la empresa preocupa a algunos sectores políticos y sociales de La Pampa y otras provincias, por cuanto una medida que se presenta como una ayuda para reactivar la economía de una sola provincia, será el vehículo para consumar una nueva maniobra en detrimento de las provincias de aguas abajo.

La reestructuración.
Según Los Andes, en una asamblea celebrada el 16 de marzo, los accionistas de Impsa votaron a favor de la emisión de nuevas acciones y decidieron en forma unánime no ejercer su derecho de preferencia para suscribir esos nuevos papeles. Esto abrió la puerta al ingreso de otros accionistas.

«Así, se abrió el juego para permitir que se ofrezca la suscripción total de las nuevas acciones -correspondientes a una Clase C- al Gobierno Nacional y al Gobierno de la provincia de Mendoza», detalló el diario.

El Poder Ejecutivo de Mendoza ya fue autorizado por la Legislatura a destinar 5 millones de dólares a la compra de 25% de las acciones Clase C de Impsa. «El 75% restante del paquete sería adquirido por el Estado Nacional por 15 millones de dólares», aseguró Los Andes. En principio, la provincia cubriría la operación con dinero de la Empresa Mendocina de Energía SA (Emesa), pero ya solicitó fondos a la Nación (500 millones de pesos), para que el financiamiento se haga a partir del «Fondo Fiduciario del Plan de Infraestructura Eléctrica de Alta Tensión, Zonas Aisladas y Zonas a Desarrollar», o Fopiatzad.

Mientras tanto, la solicitud enviada por Impsa está siendo evaluada por el mencionado Comité Asesor, que ya solicitó informes a la Secretaría de Industria, Gestión Comercial y Economía del Conocimiento; y a la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores.

Visita presidencial.
Las instalaciones de Impsa, en el carril Rodriguez Peña, se acondicionaron para recibir la visita del Presidente. Se pintó la pista en donde aterrizaría el helicóptero, y trascendió que se preparó un regalo especial para el mandatario, con la forma de una miniturbina.

No obstante, el viaje no está confirmado. Se esperaba que tuviera lugar este martes, pero esto finalmente no sucedió. Desde la cartera de Economía de la provincia señalaron que a Mendoza no le resta nada por hacer, y serán las autoridades nacionales las que deben completar el proceso para la compra de las acciones.