Avanza la ordenanza para los “food-trucks”

El Concejo Deliberante sigue avanzando con el proyecto de ordenanza que habilite la presencia de vehículos-gastronómicos por la ciudad. Luego de las críticas a ésta y otras iniciativas del cuerpo legislativo por parte de la Cámara de Comercio local, los ediles de todos los bloques decidieron trabajar en torno al consenso para dar con una norma que contemple ideas que al respecto tiene el Ejecutivo y que puedan aportar las distintas bancadas.
La consigna de los concejales de la Comisión Administrativa y de Reglamento es que el municipio debe regular el espacio público para lo cual la tarea es compatibilizar esa acción con la Ley de Tránsito, que no permite esos carros expendedores de alimentos en las calles. Las alternativas serían dos: que la ubicación la fije el Departamento Ejecutivo o lo defina el Concejo en la ordenanza, que es el criterio a seguir.
Los ediles también analizarán los acontecimientos especiales que deberán contemplarse de acuerdo a una zona de exclusión que no permita que se instalen esos puestos de comida a menos de 100 metros de un comercio instalado del rubro.
Se pretende definir tres o cuatro lugares de la ciudad para esos vehículos-gastronómicos, en una especie de corredor que, por ejemplo, puede involucrar la vuelta a la laguna Don Tomás por las calles Alsina y Primero de Mayo.
No descartan, los promotores de este proyecto, que pueda ser tratado antes del receso de invierno del Concejo y como proyecto con un único dictamen.