Inicio La Pampa Baja la matrícula y los cargos docentes en colegios privados

Baja la matrícula y los cargos docentes en colegios privados

LA PROFECIA DE MACRI: CADA VEZ MAS ESTUDIANTES "CAEN EN LA EDUCACION PUBLICA"

La grave crisis económica que afecta al país deja su huella y muchas familias de clase media se ven obligadas a recortar gastos, incluso en la educación. Según un informe del gremio docente Sadop, disminuyó el número de alumnos en colegios privados y hay despidos de docentes, incluso en La Pampa, una de las provincias más afectadas.
El sindicato reveló que las cesantías afectan a “entre el 5 y 7 por ciento” de los educadores y las provincias más críticas, además de La Pampa, son Buenos Aires, Chubut, San Luis, Neuquén, Jujuy, Salta, Tucumán, Chaco, La Rioja y Río Negro. Esto representa más de 12 mil maestros sin trabajo.
Marcela Urban, titular de Sadop en nuestra provincia, confirmó que en un encuentro a nivel nacional expuso la problemática local. “Expuse claramente ante el Consejo Directivo Nacional lo que sucede en La Pampa: tuvimos el cierre de un curso completo en un instituto de Catriló, a fines del año pasado, hay cupos de alumnos, docentes que fueron despedidos y otros que son invitados a renunciar por haber participado en paros y marchas. Esto es un problema que tenemos con la patronal, con los dueños de los institutos, en cambio con el Ministerio de Educación estamos hablando para tratar de evitar estas situaciones”, le dijo anoche a LA ARENA la dirigente gremial.
Urban aseguró que hoy tendrá los números precisos respecto a los docentes afectados por despidos en La Pampa y coincidió con las palabras de María Lázaro, titular del gremio a nivel nacional, quien advirtió que la mayor parte de las desvinculaciones “son encubiertas”.
“La situación de los maestros es crítica y se ven forzados a tomar lo que sea: una indemnización que no es la correcta o la promesa de que van a llamarlos para darles horas en otro lugar”, aseguró Lázaro a Página 12.
“El problema estalló esta semana. Los despidos se están dando de manera hormiga, con distintas modalidades: en las escuelas primarias son más nítidos, porque al haber menos chicos inscriptos fusionan grados y desvinculan a las maestras que se quedan sin aula. En cambio, en los secundarios y terciarios el mecanismo es el recorte de horas”, agregó Gerardo Alzamora, también referente de Sadop.

Promesa.
En la actividad privada se desempeñan unos 240 mil docentes. A diferencia de la educación pública de gestión estatal, para ellos rige el mismo marco legal que con cualquier trabajador del sector privado, es decir que el despido sin causa es legal; sólo requiere que el empleador pague al despedido la indemnización.
Pero la situación de falta de trabajo actual, advierten en el gremio, favorece que los patrones consigan que los docentes firmen su despido sin más, con la promesa de que los llamarán para cubrir horas en otro colegio.
El gremio tuvo un panorama de la situación esta semana, cuando reunió a representantes de todas las provincias en un encuentro de su Consejo Directivo. De lo que contaron los docentes de cada distrito surge que las escuelas privadas más afectadas son las parroquiales, de barrio, y los colegios caros y céntricos, que tienen un plus por ofrecer materias extraprogramáticas y actividades deportivas extra. Esto implica que sus cuotas sean más elevadas. Hay un corrimiento de la clase media y media baja desde el casco céntrico a escuelas con una cuota mínima.

Salarios.
Los sueldos de los docentes de la actividad privada vienen, además, muy golpeados. Desde que el gobierno suspendió la paritaria nacional (en 2017 omitió convocarla, en 2018 el presidente Mauricio Macri directamente la eliminó por decreto) avanzó el fenómeno de la dispersión: en cada provincia se pagan los salarios que los distritos pueden. Así “hay básicos de 5 mil, 7 mil, 9 mil pesos a los que las provincias le agregan sumas fijas. Estamos hablando de una endeblez del salario docente muy grave: con esos básicos, los maestros que con diez años de antigüedad llegan a ganar salarios que van entre los 12 mil y los 16 mil pesos”, agregó Alzamora. “Todo esto se debe a la falta de paritaria federal docente, porque ya no tenemos un salario inicial indicativo que garantice un piso digno”, lamentó.