Inicio La Pampa Un baldío descuidado

Un baldío descuidado

QUEJA VECINAL EN PLENO CENTRO

Vecinos de casi toda una manzana céntrica están afectados por un terreno baldío, transformado en un cañaveral, basurero y refugio para malvivientes, sin que ni los propietarios ni el municipio oigan los reclamos.
Con frente sobre la calle Urquiza al 600, el espacio tiene no menos de sesenta metros de fondo, de modo que por su extensión recorre casi una cuadra entera, afectando con su suciedad a los frentistas de casi todos los domicilios que dan a Alem, O’Higgins y Oliver.
Quienes se comunicaron con este diario indicaron que el terreno es propiedad de los herederos de un reconocido vecino de la ciudad que falleció tiempo atrás. Familiares que le sobreviven parecen no haber oído los reclamos de los demás frentistas, que ya en la administración de Leandro Altolaguirre y ahora con la que encabeza Di Nápoli sólo han oído de las dificultades que tiene la comuna para superar los trámites burocráticos que hacen falta completar para tomar medidas.
Durante años, entonces, conviven con el lamentable panorama. El cañaveral domina el terreno, pero sin embargo deja espacio para otras malezas, la acumulación de residuos y la proliferación de alimañas y roedores. Inclusive, según cuentan los afectados, de vez en cuando alguna persona utiliza la tapera que se ubica cerca del tapial sobre Urquiza para refugio circunstancial y también han sufrido algún hecho delictivo, a partir de la posibilidad de entrar y salir a los patios y edificios linderos por ese sitio.