Balsa argumentó: “Se trata de mi actividad privada”

INTENDENTE DE CASTEX ACCEDIO A LA PROBATION

“No haré declaraciones porque este es un tema de mi actividad profesional privada, donde hubo un acuerdo judicial que ya cerró el caso que se investigó en la Justicia”, expresó ayer el médico e intendente de Eduardo Castex, Darío Balsa, a esta corresponsalía.
El actual jefe comunal solicitó acceder a la probation, o suspensión de juicio a prueba, para impedir un proceso judicial, así no reconoció ser el autor del delito de “Falsedad material como delito continuado” y deberá indemnizar con 6 mil pesos al denunciante Daniel Nuin.
La audiencia de formalización se realizó el jueves en el Centro Judicial de Santa Rosa. Intervinieron el fiscal Sebastián Mendiara y el juez Gabriel Tedín. Balsa fue patrocinado por la abogada Marcela Rita Chávez, quien además se desempeña como asesora legal de la Municipalidad de Eduardo Castex. La abogada solicitó la suspensión del juicio a prueba por el mínimo del plazo establecido, y ofreció una reparación de seis mil pesos.
El proceso se inició por una denuncia del productor Daniel Nuin, de la zona rural de Conhelo. En la denuncia responsabilizó el médico castense por la falsificación de firmas para cobrar bonos de consulta de la prepaga Aca Salud.
Sobre qué beneficio técnico jurídico tiene la probation para Balsa, ayer una fuente consultada por este diario explicó: “Con la probation reparás el daño, no te quedan antecedentes penales, ni admitís que cometiste un delito. En cambio, por ejemplo, en el juicio abreviado tenés que admitir que cometiste un delito. Y con la probation tenés una serie de requisitos que deberá cumplir el beneficiario por un determinado lapso de tiempo, donde tampoco podrá cometer nuevos delitos; por ejemplo deberá cumplir con alguna reglas de conducta, que si no cumple se revoca la probation”.

“No tuve perjuicio económico”.
El productor conhelense Daniel Nuin ayer aseguró a esta corresponsalía que no sufrió un perjuicio económico, pero radicó la denuncia para que en la historia clínica de la prepaga “no quede ese antecedente porque parecía que me enfermaba recurrentemente”.
“El objetivo era que esto no continuara ocurriendo y el fiscal (Sebastián Mendiara) me explicó que ese dinero de indemnización lo establece la Justicia y yo lo donaré al Hospital (de Eduardo Castex) porque yo no tuve ningún perjuicio económico”, anticipó.
El entrevistado explicó que inicialmente desde la obra social solicitaron que no radique la denuncia, para determinar “si repetían el mecanismo” de cobro de los bonos de consultas. “Me di cuenta porque la obra social me cobra un costo fijo y los coseguros acorde a las prestaciones que realicé, por lo cual tenía mayores costos mensuales. A mí la obra social me reintegró los coseguros y no pidió un resarcimiento económico, porque no tuve un perjuicio económico. Los 400 pesos me los reintegró la obra social, por eso realicé la denuncia por falsificación de firma”, concluyó Nuin.