Inicio La Pampa Banco de Tierras: hora del debate

Banco de Tierras: hora del debate

EL MUNICIPIO APUNTA A "COMBATIR" LA ESPECULACION DE GRANDES TERRENOS

Una de los proyectos que se discutirá hoy desde hora temprana en el Concejo Deliberante está referido a la posibilidad que el Banco de Tierras -oportunamente creado por ordenanza, pero no puesto en marcha hasta ahora- pueda disponer de terrenos con un uso social. La pretensión del Ejecutivo municipal, aunque la iniciativa no lo manifiesta directamente, es avanzar contra la especulación que llevan adelante los propietarios de grandes terrenos en diversos puntos de la ciudad, conspirando contra el crecimiento armónico de Santa Rosa.
Los concejales también debatirán dos temas que siempre urticantes: la Ordenanza Tarifaria y el Presupuesto 2020. Como informara este diario, el intendente Luciano Di Nápoli elevó el presupuesto municipal poco antes del plazo establecido del 31 de mayo. El monto asciende a $3.166.317.581, y la mayor incidencia está dada en el personal que significa el 59.25% del monto total.
Se espera que esta mañana todos los secretarios municipales vayan a la comisión de Hacienda y Presupuesto del Concejo, para explicar sectorialmente cómo van a invertir los fondos que le son asignados para el corriente año. También se discutirá la Tarifaria, enviada con anterioridad al cuerpo deliberativo.
Los funcionarios del Ejecutivo que irán al Concejo son los secretarios de Gobierno, Heriberto Eloy Mediza; de Hacienda, Pablo Echeveste; de Obras Públicas, Guillermo Bergonzi; de Desarrollo Económico, Ana Carmina Besga; de Desarrollo Social, Marcos Gabriel Alvarez Echeveste; y de Cultura y Educación, Pablo Ferrero.

Subdivisión de tierras.
En tanto en la comisión de Obras Públicas, se pondrá en tratamiento un proyecto de ordenanza que impulsa el gobierno municipal referido a la modificación del Código Urbanístico que prevé la «subdivisión de tierras en distritos urbanos».
Se trata de un tema que podría generar polémica. El proyecto de ordenanza está referido al porcentaje del espacio a ceder a la municipalidad al subdividir tierras, discriminando la distribución de ese porcentaje entre superficies mínimas para espacio verde y equipamiento público.
El argumento del Ejecutivo municipal es que «esta modificación permitirá incrementar los espacios con destino a equipamiento público, plazas o parques urbanos, mediante una escala gradual.
Pero además -y aquí la novedad-, un porcentaje de suelo a ceder será «con destino a la generación de un Banco de Tierras Municipal». ¿El objetivo? «Promover el desarrollo social y/o urbanístico de cada sector», explicaron los autores de la iniciativa.
El Banco ya fue aprobado por la anterior composición del Concejo Deliberante, a través de una ordenanza que lo creó por unanimidad, por lo que ahora se trata ahora de hacerlo operativo.

Política social.
En su mensaje de elevación del proyecto de ordenanza, el Ejecutivo expresó que la iniciativa está «en correspondencia con políticas implementadas en el orden nacional y provincial, en relación a la preservación y optimización en el aprovechamiento de los recursos y la posibilidad de implementar políticas sociales». Sostiene que por eso «resulta necesario contar con un Banco de Tierras».
El tema fue presentado a principios de mayo pasado y quedó allí para ser tratado junto a la Tarifaria y el Presupuesto. Pero ahora se motoriza nuevamente y empezará a ser considerado para que el Banco de Tierras se torne operativo.

Para evitar abusos
El Banco de Tierras fue un proyecto del entonces concejal del Frepam, hoy diputado provincial, Marcos Cuelle. En el momento de su tratamiento en el Concejo Deliberante, el edil explicaba que la era que «pueda garantizar el acceso a la tierra mediante la venta para la construcción de viviendas en inmuebles municipales: los vecinos podrán comprar terrenos del municipio y con esos fondos el municipio podrá adquirir más tierras».
Cuelle señalaba que «el Estado tiene que actuar de manera permanente para que no se desmadre cualquier intento de abuso del capitalismo y los que quieren hacer especulaciones. Hay un segmento social que no encuadra en un IPAV, Procrear, y en ese sentido hemos estado trabajando para consensuar un texto que tiene como objetivo crear un Banco de Tierras y para intervenir en el mercado inmobiliario que permita alentar la compra de tierras».
Cuelle explicó oportunamente que la Municipalidad puede comenzar a vender los terrenos que tiene y a partir de ahí generar una bolsa de dinero para comprar nuevas tierras como lo hizo por ejemplo Intendente Alvear.
Reconoció cuando fue consultado por el tema que no se sabe si se logrará, de esta forma, desactivar el sistema especulativo pero la ordenanza tiene un «fin noble». Finalmente la ordenanza se sancionó, pero hasta el momento el Banco de Tierras quedó solamente en una buena idea. No contaba con «depósitos» de terrenos, y naturalmente su existencia hasta ahora ha resultado ociosa. En los próximos meses podría cambiar esta circunstancia.
En el oficialismo están dispuestos a que funcione; pero habrá que ver qué piensa la oposición. Cuando se aprobó una de las que levantó la mano a favor del proyecto fue la actual concejala Claudia Giorgis.